Abandonad toda esperanza

sábado, 24 de febrero de 2018

Las recomendaciones del sábado



Cómic:
FRANK
Ximo Abadía
(Dibbuks, 2018)


En una pequeña ciudad del norte nace un niño al que llaman Frank, y que durante su infancia empieza a desarrollar una fuerte obsesión por los cuadrados; cuando tiempo después regrese a su tierra tras finalizar su formación militar, descubrirá que todo a su alrededor son círculos, triángulos y rectángulos, mientras que de cuadrados no queda rastro alguno... Aunque ha sido descrita en alguna ocasión como un relato biográfico de Francisco Franco contado a los niños, los adjetivos del subtítulo La increíble historia de una dictadura olvidada, su carácter alegórico y la tan arriesgada como deslumbrante ejecución formal de la obra -que la sitúa a medio camino entre el cómic y el álbum ilustrado- revelan el alcance mucho más universal de este soberbio trabajo del alicantino Ximo Abadía. Si lugar a dudas, estamos ante uno de los grandes títulos del presente año, de lectura absolutamente indispensable.



Libro:
LOS PEQUEÑOS INCENDIOS
Ben Pastor
(Alianza, 2018)


En el otoño de 1940, el capitán de contrainteligencia militar Martin Bora se traslada al París ocupado por el ejército de Hitler y luego a Bretaña tras la pista de un oficial alemán, héroe de la Primera Guerra Mundial, al que admira: el escritor y filósofo Ernst Jünger; pero su misión se complicará cuando la esposa de un ambicioso militar sea brutalmente asesinada... Tras Lumen, Cielo de plomo y El camino a Ítaca regresa el carismático personaje de esta escritora romana afincada en los Estados Unidos que ha hecho de la presente serie de novelas un atractivo cóctel de los géneros negro e histórico, y que por tanto puede resultar de gran interés para los aficionados a cualquiera de ellos... o a los dos.


(De: El Periódico de Villena, 23-II-2018).

viernes, 23 de febrero de 2018

Clásicos ilustrados (y 12)


Nueve meses después de esta columna, volvemos a dedicarle otra entrega de nuestra colaboración semanal con El Periódico de Villena a diversas adaptaciones literarias al comic; en este caso, las versiones en viñetas de El Rey Lear de William Shakespeare, El hombre menguante de Richard Matheson y Yo fui guía en el infierno de Fernando Arias.

De estas tres obras y sus respectivos autores -los literarios y los adaptadores al cómic- hablamos en la columna de Abandonad toda esperanza de hoy:



Gerard Miquel invita al lector a pasear por la Castalla de finales del siglo XVIII

sábado, 17 de febrero de 2018

Las recomendaciones del sábado



Cómic:
ENCUENTROS CERCANOS
Anabel Colazo
(La Cúpula, 2017)


Después de estar a punto de atropellar a lo que parece ser una extraña criatura, Daniel acaba en El Cruce, un pequeño pueblo cuyo bosque cuenta con un extenso historial de avistamientos de ovnis; veinte años después, su caso será del interés de la joven responsable de un podcast sobre este tipo de sucesos, que viajará hasta la localidad para investigar lo sucedido... La autora, una de las responsables del fanzine Nimio, nos ofrece aquí una novela gráfica de gran interés que, lejos de ser una parodia de productos como Expediente X, se convierte en una aproximación bastante seria a la ufología con una estética que recuerda al slice of life de corte independiente. Vale la pena leerlo.



Libro:
UNA HISTORIA CASI VERDADERA
Mattias Edvardsson
(Grijalbo, 2018)


En el verano de 2008, el periodista Zackarias Levin se ve obligado a regresar a su pueblo natal y a vivir con su madre después de que en una misma semana su novia le abandone y su editor le despida; para salir de este atolladero emocional y económico, se propone escribir un best seller de misterio recurriendo a lo que le ocurrió doce años antes, cuando fue alumno de un curso universitario de creación literaria... El psicólogo y profesor sueco Mattias Edvardsson, hasta la fecha autor de novelas juveniles, debuta en el thriller con este relato narrado en dos tiempos y que evoca al superventas La verdad sobre el caso Harry Quebert de Joël Dicker por la presencia de la literatura como un aspecto fundamental de la trama. Gustará a los fanáticos de este tipo de novelas.


(De: El Periódico de Villena, 16-II-2018).

viernes, 16 de febrero de 2018

A propósito de Neil Gaiman, pero sin acritud


Aparte de entradas varias (como esta o esta), ya hemos dedicado a la figura de Neil Gaiman un par de columnas de prensa (como esta y esta); y hoy volvemos a acercarnos por enésima vez a su obra de la mano de la adaptación al cómic de uno de sus relatos y de una antología de sus ensayos de temática variada.

De este autor británico y estas dos obras hablamos en la columna de Abandonad toda esperanza de hoy:



Neil Gaiman, un contador de historias de raza

jueves, 15 de febrero de 2018

Una nueva etapa


Probablemente queden pocos lectores fieles de este blog como ya no los tiene casi ninguno sobre temáticas afines; y menos probable resultará que alguien haya advertido ya el siguiente hecho, por otro lado innegable: ayer fue el primer día en mucho tiempo en el que no hubo entrada nueva de Abandonad toda esperanza; ni tan siquiera una breve nota o enlace. Tampoco debería de extrañar; y es que, a poco que alguien se haya fijado, los contenidos de las últimas semanas, incluso meses, eran menos prolijos y elaborados que la mayoría de los anteriores. Todo ello, después de doce años de vida -este vuestro blog arrancó en aquel ya muy lejano 17 de mayo de 2006-; un tiempo en el que, salvo en los dos o tres primeros años, la página se actualizó absolutamente todos los días (con la única salvedad de un par de días o tres, fruto de una avería sin remedio y el consiguiente cambio de equipo informático).

Y es que toda vida tiene etapas, y hay que asumirlas y actuar en consecuencia. Como es lógico, la vida de este blog corre pareja a la de su único responsable, y en los últimos tiempos a este le resulta cada vez más complicado disfrutar de tiempo libre y también de ganas para actualizarlo. De ahí que, de ahora en adelante, no es que Abandonad toda esperanza cierre sus puertas, pero sí reducirá sus contenidos: para empezar, vamos a dejar de lado el compromiso autoimpuesto de publicar todos los días, y nos limitaremos a escribir en aquellas ocasiones en que podamos hacerlo y cuando encontremos algo interesante de qué hacerlo. Por supuesto, y al menos de momento, siempre habrá entradas nuevas en viernes y sábado, gracias a las columnas y las reseñas que publicamos semanalmente en El Periódico de Villena. El resto de días... ya veremos.

Quien esto firma no tiene muy claro todavía si esto será una medida provisional o definitiva. Quizá dentro de un tiempo volvamos al ritmo (y energía personal) anterior; o quizá tomemos el camino contrario y dejemos de publicar o, incluso, cerremos la página. Sea como sea, a aquellos que todavía siguen ahí... mil gracias por su atención. Y se lo digo de corazón.

Nota bene.- Esta es una de las dos únicas notas sin imágenes de este vuestro blog. La otra fue, precisamente, esa primera entrada del mismo. El círculo se cierra.

martes, 13 de febrero de 2018

Premios AACE 2018


Durante el 36 Salón Internacional del Cómic de Barcelona, se celebrará la entrega de la décima edición de los premios que otorga la Asociación de Autores de Cómic de España. La misma se realizará la tarde del Viernes 13 de abril en el emblemático Salón del Cómic de la ciudad condal.




Estos premios siempre han tenido un significado especial dado que la votación se realiza exclusivamente por profesionales del cómic. Comenzaron su andadura hace doce años y están divididos en tres categorías, cuyos premiados en la presente edición han sido:

Reconocimiento a toda una carrera profesional en el cómic, Pura Campos.
Premio a la trayectoria profesional de un autor a lo largo del año, El Torres.
Premio a la institución, empresa o personalidad que haya apoyado al cómic español, Paco Linares.

Para más información sobre premiados de ediciones anteriores, pueden consultar la web de la A.A.C.E. http://www.autoresdecomic.com.

lunes, 12 de febrero de 2018

RIP: John Gavin (1931-2018)


Lamentablemente, la noticia del fallecimiento de algunos profesionales del cine que llevan años retirados de la luz pública nos suele coger de improviso al no ser verdaderamente conscientes de su presencia. Este ha sido el caso reciente de dos actrices como Peggy Cumings y Dorothy Malone, y ahora es también el caso de John Gavin, un galán del cine clásico de Hollywood que llevaba apartado del cine y la televisión desde comienzos de los años ochenta.


John Gavin (1931-2018)


Nacido en una familia adinerada con ascendencia mexicana, y curiosamente tal y como le ocurriera a la citada Dorothy Malone, John Gavin le debe al cineasta Douglas Sirk su salto a la fama: aunque había debutado en el cine dos años antes en producciones de serie B y en las que aparecía con nombres distintos en los títulos de crédito, fue en el año 1958 cuando Sirk le otorga su primer papel importante: el del protagonista de Tiempo de amar, tiempo de morir, melodrama bélico ambientado en las postrimerías de la II Guerra Mundial. Satisfecho con su colaboración, el cineasta volvería a contar con él al año siguiente en Imitación a la vida, su versión de una novela que ya había sido llevada al cine dos décadas antes por John M. Stahl.


Tiempo de amar, tiempo de morir le supuso su primer papel protagonista


1960 se convierte en un año fundamental en su carrera, pues estrena nada menos que cuatro películas: para empezar, colabora con el gran Michael Curtiz en Escándalo en la corte y acompaña a Doris Day y Rex Harrison en la cinta de suspense Un grito en la niebla. Pero todavía resultan más significativas las otras dos producciones en las que interviene, y que sin duda son las películas más memorables y populares de su filmografía: en Psicosis encarna al amante de Marion Crane (Janet Leigh) a las órdenes de Alfred Hitchcock; y en la cumbre del peplum Espartaco da vida al personaje histórico de Julio César dentro del espectacular reparto encabezado por Kirk Douglas y dirigido por Stanley Kubrick.


Con Sir Laurence Olivier en una escena de Espartaco


Su carrera posterior nunca volvería a alcanzar el nivel logrado a las órdenes de Sirk, Hitchcock y Kubrick. Pese a ello, encarnó al personaje titular de Pedro Páramo, la adaptación de la magistral novela de Juan Rulfo cuyo guion corrió a cargo del también escritor mexicano Carlos Fuentes; intervino en el musical de George Roy Hill Millie, una chica moderna; y fue uno de los muchos veteranos del reparto de La loca de Chaillot junto a Katharine Hepburn, Charles Boyer, Paul Henreid, Yul Brynner, Giulietta Masina, Donald Pleasence o Danny Kaye. Todo ello sería antes de 1978, año en el que John Gavin se despide definitivamente de la gran pantalla, para poco después hacerlo también de la pequeña... Un medio este último en el que trabajó sobre todo durante los últimos años de su carrera.


Con Vera Miles y Janet Leigh en una imagen promocional de Psicosis


Juan Vincent Apablasa, llamado John Gavin, nació en 8 de abril de 1931 en Los Angeles, California, y falleció en 9 de febrero de 2018 en Beverly Hills, California; tenía por tanto 86 años. Descanse en paz.

Estadísticas