Abandonad toda esperanza

martes, 31 de octubre de 2006

El Hollywood de Brian De Palma

Vaya por delante que nuestra opinión está en franca minoría, pero hemos visto La Dalia Negra de Brian De Palma y nos ha gustado.

A nadie se le escapa que no estamos ante una obra maestra, ni ante una cinta que esté a la altura de anteriores filmes del género realizados por el director de New Jersey, como Los intocables de Eliot Ness o Atrapado por su pasado. Pero esta adaptación de la novela de James Ellroy, aun desconociendo el original literario (o precisamente por eso), funciona perfectamente como thriller noir al estilo de De Palma.



La película no es, como se ha dicho por ahí, confusa o enrevesada. En todo caso, podría resultar previsible a poco que el espectador esté atento a ciertos detalles: De Palma, por una vez, no hace demasiadas trampas, y la lista de sospechosos es bastante limitada. Pero esta mirada al lado más oscuro de Hollywood funciona, y cuenta con momentos de gran cine... la mayoría protagonizados, por cierto, por una inolvidable Mia Kirshner en la piel de Elizabeth Short, la Dalia del título.



No nos extenderemos más, pues la columna de Abandonad toda esperanza del próximo viernes versará precisamente sobre esta película. Sólo añadiremos que precisamente ayer se supo que Joe Carnahan, autor de la estupenda Narc y que comenzó a filmar Misión Imposible III hasta que fue sustituido por J. J. Abrams, adaptará a la gran pantalla Jazz blanco, otro de los cuatro libros que conforman el Cuarteto de Los Ángeles de Ellroy. Si es sólo poco mejor que La Dalia Negra y una cuarta parte de lo que lo fue L.A. Confidential, nos daremos por satisfechos.

2 comentarios:

El hueso dijo...

Disiento casi en todo ;-)

Es broma. A mí me pareció no una peli de cine negro, sino una peli que imita el cine negro. Y por eso resulta un tanto fría. Yo no llego a creerme a ese poli que se obsesiona con el caso de la Dalia. No transmite esa sensación de obsesión, sencillamente.

Coincido en que lo mejor es, sin duda, la recreación de la propia Elisabeth Short, esas imágenes que la traen desde el país de los muertos.

Fran J. Ortiz dijo...

En líneas generales, estoy bastante de acuerdo. Se ve que como yo iba temiéndome lo peor, no salí tan escaldado...


Estadísticas