Abandonad toda esperanza

lunes, 23 de octubre de 2006

El infierno en la Tierra

Lo prometido es deuda: si hace unos días hablábamos de la adaptación al cómic de La casa infernal de Richard Matheson, ahora nos toca recuperar la adaptación cinematográfica que John Hough dirigió en 1973.



La leyenda de la casa del infierno no hace justicia a su cartel original, de una explicitud más propia del cine italiano de (sub)género que de la tradición del terror británico a la que sin duda pertenece esta cinta: una horror movie austera hasta decir basta, sin rastro de humor y con escasísimos efectos especiales.

El guión de la cinta corrió a cargo del propio Matheson, que ya tenía experiencia en la redacción de guiones de cine al haber adaptado los textos de Poe en el famoso ciclo de Roger Corman. Como era de esperar, el autor de Soy leyenda realizó un trabajo de adaptación muy fiel al libro original, de la misma forma que ha hecho recientemente Ian Edginton en la versión en viñetas.

A lo largo de su metraje, el terror de La leyenda de la casa del infierno surge de lo que se sugiere más que de lo que se muestra: la inquietud proviene de las palabras de Fischer (Roddy McDowall), quien mejor conoce a Emeric Belasco, el desaparecido anfitrión del lugar, y de la recreación mental que el espectador hace de lo que pudo ocurrir entre aquellas paredes antes de 1929.



Hay que destacar que, aunque todos los actores realizan trabajos competentes, es Pamela Franklin en la piel de la médium Florence Tanner quien se lleva la palma. No obstante, también hay que subrayar el trabajo de McDowall en la parte final del film, donde recita su increpación hacia Belasco como si de un monólogo shakespeariano se tratara, en uno de los mejores y más potentes momentos de la película.

Y es de justicia señalar que el habitualmente gris John Hough -su última película hasta la fecha, de 2002, fue la lamentable Bad Karma con Patsy Kensit- realizó probablemente su mejor trabajo en esta adaptación de una novela de terror construida sobre el poder de lo desconocido y los fantasmas de lo reprimido.

En definitiva, un film atmosférico que podría considerarse, junto a The Haunting de Robert Wise (no confundir con el descafeinado remake realizado hace unos años por Jan de Bont), la obra maestra del subgénero de las casas encantadas.

2 comentarios:

Fran J. Ortiz dijo...

Aprovecho la sección de "comments" para señalar que la contracarátula de la edición española en DVD de la película muestra un fotograma que no aparece en la cinta, y que podría mostrar la ciénaga de aguas corruptas que rodea la finca, algo que se menciona en la novela y también en el cómic editado por IDW en Estados Unidos y por Norma en España.

Al respecto, ¿alguien tiene conocimiento de la existencia de escenas inéditas? ¿Podrían recuperarse algún día?

Pep dijo...

Poco puedo decirte al respecto, pero en imdb comentan algo sobre escenas cortadas en algunas ediciones en video.

Un saludete!


Estadísticas