Abandonad toda esperanza

martes, 5 de diciembre de 2006

Blacksad: el aroma de los clásicos

Blacksad era una asignatura pendiente de un servidor desde hacía ya bastante tiempo. Y es que la célebre y premiadísima serie de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido, que ha sido saludada como una maravillosa recreación de los estilemas del género negro ofrecida en un precioso envoltorio poblado por animales antropomórficos, parecía ser un auténtico must para los fanáticos de noir.



Una vez leídos los tres volúmenes publicados, no podemos menos que reafirmar dicha consideración, y es que Díaz Canales ha conseguido recoger los tópicos del género, eso sí, sin innovar demasiado, para distribuirlos con acierto en tres tramas que atrapan la atención del espectador desde el primer momento.



El primer álbum, Un lugar entre las sombras, es sin duda el de historia menos trabajada, pecando en exceso de su vinculación a los clásicos de la novela y el cine negro norteamericanos: en sus páginas se nos presenta al protagonista, el detective John Blacksad, un gato negro cuyos problemas se acrecientan al descubrir que una antigua amante, la estrella de cine Natalia Wilford, ha sido asesinada.



En cambio, en Arctic-Nation (posiblemente, digámoslo desde ya, la mejor entrega de la saga, una auténtica joya que merece ser disfrutada por todos), la calidad del trabajo de Díaz Canales aumenta muchos enteros, en esta trama que arranca con la investigación de la desaparición de una niña negra, dejando al descubierto los continuos enfrentamientos racistas entre animales blancos y negros, y que viene a ser una obra con ecos de las novelas de Chester Himes, el Escupiré sobre vuestra tumba de Boris Vian, o incluso de Chinatown, el magistral film noir de Roman Polanski.



Finalmente, en Alma roja, el guionista recoge otros elementos de la historia negra de Estados Unidos, como la caza de comunistas o la paranoia frente a la bomba atómica, en una década marcada por la beatnik generation, conformando una historia que ofrece a Blacksad la posibilidad de una nueva relación, esta vez con la intelectual Alma Mayer.

Si los guiones de Díaz Canales ofrecen un cómic rabiosamente entretenido, la labor del ilustrador Juanjo Guarnido es digno de todos los aplausos. Guarnido, al que los fanáticos de Marvel recordarán por sus ilustraciones para Forum hace algunos años, cuando también se revelaron al público Carlos Pacheco y Salvador Larroca, efectúa un trabajo arrebatador, con páginas cuya distribución en viñetas ha de ser esa y no otra, compuestas con gusto y trabajadas con cariño.



Así pues, estamos ante una obra imprescindible del cómic europeo reciente, más aún para aquellos que se consideren amantes del género negro. Pero también para los que quieran disfrutar con el espectacular trabajo de Guarnido, un autor que todavía tiene que dar mucho que hablar.

Título: Blacksad: Un lugar entre las sombras
Autores: Juan Díaz Canales (guión) / Juanjo Guarnido (dibujo)
Editorial: Norma Editorial
48 páginas (color) - 12 €


Título: Blacksad: Arctic-Nation
Autores: Juan Díaz Canales (guión) / Juanjo Guarnido (dibujo)
Editorial: Norma Editorial
56 páginas (color) - 13 €


Título: Blacksad: Alma roja
Autores: Juan Díaz Canales (guión) / Juanjo Guarnido (dibujo)
Editorial: Norma Editorial
56 páginas (color) - 14 €




[Post Scriptum: Aunque Díaz Canales es el guionista y no el dibujante de la serie, habitualmente realiza trabajos de ilustración. Para muestra de su talento, véase el dibujo superior, original realizado y dedicado en la edición de Expocómic de este año. La ilustración, realizada en color azul, ha sido tratada oscureciéndola para que pueda apreciarse con claridad en este vuestro blog.]

3 comentarios:

Oscar_Bcn dijo...

Aprovecho este post para fecilitarle por su fugaz paso por television je je je ayer lo cacé en el reportaje de miradas 2 dedicado al expocomic. Espero que haya conseguido los objetivos y lo haya disfrutado.

Fran J. Ortiz dijo...

Lo acabo de ver en la web del programa, ayer me lo perdí. Y sí, me he visto... pero mira que es la cosa fugaz, y he podido gracias al Pause. ¡Qué ojo tiene ud, demonios!

Debió ser cuando hablaba con Peter Milligan (más mal que bien, dado mi inglés) sobre su obra.

Y todo fue bien, pero como se imaginará, la caza de dibujos siempre tiene un punto de frustrante. ¡Hay tanto que intentar y tan poco tiempo!

En fin, a ver si otro año le vemos por allí... Un abrazote.

Anónimo dijo...

bonito gatito ,yo tengo otro buena caza en el salon saludos y a ver cuando nos tomamos unas tapitas como las de madrid jejeje, regadas con abundante cerveza claro ,,,,


Estadísticas