Abandonad toda esperanza

martes, 19 de diciembre de 2006

El Arte: un intento de democratización

Juanjo Sáez no gustará a todo el mundo. Pero ni falta que le hace, a pesar de su marcada capacidad de autocrítica. Y es que, en un momento dado de El Arte (Conversaciones imaginarias con mi madre), el propio autor se pregunta si esta obra, de marcado carácter autobiográfico, tiene algún interés. Por nuestra parte no podemos menos que contestar que sí, que lo tiene. Y mucho.



A través de las páginas de El Arte, Sáez lleva a cabo un recorrido por algunos conceptos estéticos de la Historia del Arte, pero lo que más parece preocuparle es construir un ensayo acerca de la percepción del Arte más que del Arte mismo, para finalmente dar como resultado un intento de democratización del mismo, arrancándolo de las garras de la intelectualidad para acercarlo a un público masivo, que no necesita de una formación académica para dejarse llevar por el gozo estético.



No sorprenderá a los que ya conozcan su anterior Viviendo del cuento el estilo gráfico del autor, marcado por el esquematismo y la simplicidad de un dibujo voluntariamente poco trabajado. Sáez defiende el valor del esbozo, la frescura del boceto, la valía del primer trazo realizado, lo cual otorga un valor añadido a una obra que trata precisamente de lo que lo hace ésta.

A lo largo de las más de doscientas páginas de El Arte, Juanjo Sáez hace acopio de opiniones variadas, y objeto de sus críticas son algunos artistas con nombre y apellido, como David Delfín, Ana Laura Aláez o Silvia Prada. Tampoco deja de lado otras disciplinas, y señala su admiración por los videoclips de Michel Gondry o algunos preceptos del Cine Dogma de Lars von Trier.



La obra, divertidísima, cuenta con episodios impagables, como la explicación de la novedad en el Arte a través del cubismo, estableciendo un paralelismo con la receta del arroz con leche; o el que podríamos llamar "Episodio de los Reyes Magos", entendiendo la festividad de la noche del 5 de enero como un gran happening artístico de carácter colectivo. Tampoco faltan los momentos poéticos, con mención especial para el hallazgo del episodio del mar dentro del museo.



Pero el mayor hallazgo de El Arte, además de que consigue explicar con lucidez y claridad expositiva conceptos como el eco estético o el arte naif, o sus reflexiones acerca de la obra de Tàpies, Magritte, Calder o Beuys, es que transmite con envidiable acierto la realidad cotidiana del autor-protagonista, y su relación con el mundo que le rodea, incluyendo a su pareja Vanessa y a su madre, cuyo uso como personaje de ficción es un grandísimo acierto de esta obra que edita Mondadori y que nadie debería dejar pasar.


Título: El Arte (Conversaciones imaginarias con mi madre)
Autor: Juanjo Sáez (guión y dibujo)
Editorial: Mondadori
Fecha de edición: mayo de 2006 (3ª edición)
256 páginas (color) – 19,90 €


[Imágenes: The Star, de A. Calder; Chateau des Pyrénées, de R. Magritte.]

Estadísticas