Abandonad toda esperanza

jueves, 7 de diciembre de 2006

Lunático: la lucidez de la locura

En el último Expocómic, un servidor, como muchos de los asistentes, se tuvo que enfrentar a algunos fanzinerosos (que no facinerosos, aunque para el caso, a veces, es lo mismo) que intentaban vender como fuera el fruto de su esforzado trabajo. Y, claro está, uno se niega como puede, simple y llanamente por una razón tan egoísta como la de que el dinero del que uno dispone es bastante limitado, y la oferta (profesional), muy amplia, mejor editada (por razones obvias) y que a priori puede resultar igual o más interesante.



Pero hete aquí que no pude resistirme, por un lado, al desparpajo de un par de vendedores, y por otro, al atractivo a primera vista de su producto. Y, por una vez, hay que señalar que la osadía de hacerse con un fanzine no profesional (al menos según sus declaraciones, porque en su factura se acerca bastante) y sin ánimo de lucro valió la pena. Me refiero al primer número de Lunático.

El debut de esta publicación, editada por Ediciones Tentáculo, y cuya mayor parte de historias se mueven dentro del ámbito de lo decididamente experimental (o casi), cuenta con algunos nombres ya consagrados, como el siempre personal Santiago Sequeiros, o nombres destacados de entre los jóvenes autores españoles que publican con cierta regularidad, como Ken Niimura. Pero de todas formas, independientemente de la autoría de las historias, la media de la calidad del material publicado da como resultado un balance francamente positivo.



Podríamos destacar la divertida historia con elementos autobiográficos de Carlos Vermut, la limpieza gráfica y belleza en la composición de las páginas de Juan José Cotrina, el magnífico dibujo de Juan Álvarez, la cínica mirada de Jorge García (a medio camino entre Charles Burns y Paco Alcázar), la experimentación narrativa de Miguel Porto, las concisas historias de Sien, Puño y Luis Parejo, o la amargura habitualmente presente en la obra del citado Sequeiros.

Un único pero: ocasionalmente, necesitan una mejor corrección ortográfica. Esto es extensible a la mayor parte de los fanzines, pero resulta más molesto cuanto mayor es la calidad del material que incluyen. Y en este caso, ésta es considerable.



Para más información acerca de Lunático, o para hacerse con su primer número directamente (créanme, si gustan del noveno arte más atrevido y contracorriente, no saldrán defraudados), pueden escribir a: fanzine.lunatico@hotmail.com. Son 106 páginas en blanco y negro (y trama de grises), por 3,50 €. Esperemos que no se queden en este número o poco más y tengan una (merecida) larga vida.

[Imágenes: (c) J. J. Cotrina, J. Álvarez.]

Estadísticas