Abandonad toda esperanza

miércoles, 20 de junio de 2007

Una de las peores películas jamás rodadas

Sé que esta aseveración puede sonar a gratuita, pero créanme que lo he meditado bastante y creo que es una afirmación que cuando se habla de La gran locura americana se acerca bastante a la Verdad.



El título original del film es National Lampoon Goes to the Movies, y como imaginarán pertenece a esa saga de películas, muchas protagonizadas por Chevy Chase, que han desprestigiado por sí solas el género cinematográfico de la comedia. Pero si le digo que esta que ahora nos ocupa eleva a las otras al nivel de Casablanca o Ciudadano Kane ya se harán cargo.



El film está compuesto por tres episodios que, presuntamente, parodian otros tantos géneros del séptimo arte. El primero, "Growning yourself", que no es nada del otro mundo, es finalmente el más conseguido (vivir para ver): Peter Riegert, Candy Clark y una jovencísima y bella Diane Lane protagonizan esta parodia de los dramas sobre crecimiento personal y liberación sexual de finales de los años 60 y principios de los 70.

El segundo fragmento, "Success wanters", sobre la ascensión imparable de una mujer en un mundo de hombres y el enfrentamiento entre las industrias de la mantequilla y la margarina (como lo oyen), consigue que sus veinticinco minutos de duración se hagan mucho más largos que cualquier largometraje ruso mudo. A destacar que cuenta con la presencia de Robert Culp, Olympia Dukakis y el actor de culto Joe Spinell (Maniac).



Finalmente, "Municipalians" es el episodio de humor más grueso y exagerado, al estilo de Aterriza como puedas y similares, y parodia el género de las buddy movies: aquí, un policía veterano (el gran Richard Widmark) y un novato (Robby Benson) deben atrapar a un asesino en serie (Christopher Lloyd). De humor chusco que busca la risa fácil (y no lo consigue prácticamente nunca), deja para el recuerdo la patética experiencia de ver a Widmark y a Elisha Cook Jr. enfrentados en una escena escrita penosamente con la dignidad de los clásicos.

Ya se hacen una idea: no pierdan ni un segundo con ella.

4 comentarios:

José Andrés dijo...

Acabas de hacerme los dientes largos, necesito verla. Aparte haces una afirmación muy severa. Te puedo asegurar que yo he visto peliculas mejicanas tipo gore que son la leche, y españolas hay una muy reciente de una abdución marciana via anal que me lo pasé bomba.
Cuando descubras bombas como estas. Avísame.
Un saludo y espero que os encontréis bien.
José Andrés

Fran J. Ortiz dijo...

Nos encontramos, nos encontramos, que no es poco.

Yo también teno una gran afición por el cine malo... pero siempre que tenga un punto cutre-canalla-osado que lo convierte en poco menos que inevitable.

Pero esta que aquí comento es de una sosería y falta de gracia tal que no sé si es lo que crees que es... Yo pasaría de ella absolutamente.

Joaquín Aldeguer dijo...

Fíjate que me está apeteciendo muchísimo verla...
Yo puedo decir sin miedo a equivocarme que la peor película que he visto (al menos en estos últimos 5 o incluso 10 años) es "Aislados", española, de cuyo director prefiero no acordarme... y es reciente además, así que no será difícil de localizar... una película en la que no sucede nada, con los diálogos más tópicos del universo...apasionante!

Un abrazo!

Fran J. Ortiz dijo...

De verdad que no tenéis remedio... Bueno, "tenemos". :-)


Estadísticas