Abandonad toda esperanza

viernes, 23 de noviembre de 2007

Por nuestra cuenta: Crisis de fe



La necesidad de no olvidar una de las mayores atrocidades cometidas en la historia de la humanidad es la que ha hecho que poco a poco vayan apareciendo más y más historietas que retratan el genocidio nazi: a Maus de Art Spiegelman, de la que muy pocos dudarán ya su consolidación como el clásico del grupo y una de las mejores novelas gráficas de la historia, y a Austchwitz de Pascal Croci (recientemente reeditadas ambas por Mondadori y Norma Editorial) se suman ahora Yo fui hija de supervivientes del Holocausto y esta Por nuestra cuenta, editada en España por Ponent Mon.



Esta obra de Miriam Katin cosechó un gran éxito y un importante galardón en la última convención de cómics de San Diego, y hay que felicitarse por no haber tardado mucho en llegar a España. Subtitulada adecuadamente como "Memorias de Miriam Katin", pues estamos ante una obra autobiográfica, el libro es una reflexión hecha desde el presente acerca de los acontecimientos históricos que dispararon una crisis de fe que, por lo que explica en el texto que sirve de epílogo, ha perdurado hasta el día de hoy.



La narración de la protagonista se desarrolla en dos tiempos: una fracción de su vida adulta, donde se destaca las decisiones que tiene que tomar acerca de la educación religiosa o laica de su hijo; y los hechos acontecidos en 1944 y 1945, y que la llevaron a ella, por entonces apenas una niña, y a su madre, a huir ante el avance del ejército de Hitler.



De esta manera, es la madre de la autora la verdadera protagonista de la obra, que puede entenderse como un homenaje a la valentía y la inteligencia de aquella, elementos que permitieron la supervivencia de ambas bajo identidades falsas en una huida que parecía no iba a tener fin, y durante la cual la niña que entonces era Miriam Katin tuvo que lidiar con elementos incomprensibles para ella: atención a la muerte de los dos perros que tuvo en su infancia, o la prostitución a la que tuvo que someterse su madre para sobrevivir.



Katin, hoy en día una mujer de más de setenta años que ha trabajo en artes gráficas y en estudios de animación para la MTV o la factoría Disney, emplea el color para las escasas intervenciones de un tiempo más cercano al nuestro, y el blanco y negro del carboncillo para contar la historia ambientada en los años 40, haciendo gala de un estilo que podría definirse en ocasiones como abocetado pero que no impide nunca que estemos ante una narración diáfana y muy fácil de seguir, sin experimentos ni otros atrevimientos formales.



Todo hay que decirlo: de Por nuestra cuenta no se puede decir que vaya a revolucionar el medio (como hemos señalado, eso ya lo hizo Maus y dudamos que ningún otro cómic sobre el Holocausto lo consiga de igual manera), ni pasará a engrosar las listas de los mejores tebeos de la historia; pero también es cierto que se trata de una historieta sincera, surgida del corazón, y necesaria para todos, pero muy especialmente para la propia autora, con el fin de exorcizar sus demonios interiores y no permitir que ciertas cosas queden enterradas en las arenas del tiempo.


Título: Por nuestra cuenta
Autor: Miriam Katin (guión y dibujo)
Editorial: Ponent Mon
Fecha de edición: octubre de 2007
136 páginas (color y b/n) - 22 €

Estadísticas