Abandonad toda esperanza

miércoles, 26 de marzo de 2008

RIP: Rafael Azcona (1926-2008)

Hoy el mundo de la cultura española está de luto: Rafael Azcona, considerado por muchos como el mejor guionista de la historia de nuestro cine, ha fallecido a la edad de 81 años.



Rafael Azcona es un nombre clave para entender el humor de profunda raigambre española: a comienzos de los años 50, y afincado ya en Madrid a la edad de 25 años, empieza a trabajar en el semanario humorístico La Codorniz de la mano de su amigo Antonio Mingote. Es a partir de esta colaboración que conocerá a los intelectuales que viven en la capital durante esos años, y durante esa época redactará tres novelas cortas: Los muertos no se tocan, nene, El pisito y El cochecito.



Su salto al cine no se hizo esperar, y se produjo en 1958 de la mano de Marco Ferreri y la adaptación de El pisito. Hay que señalar que la carrera profesional como guionista de Azcona se vio marcada por algunos de los directores con los que colaboró en repetidas ocasiones, especialmente el propio Ferreri y Luis García Berlanga. Con el primero llegó a trabajar en quince ocasiones, entre las que destacan las fundamentales y fundacionales (de su carrera y de su reconocible estilo) El pisito y El cochecito. Con el segundo mantuvo casi un matrimonio, en términos del propio Azcona, que daría al cine español dos obras maestras incuestionables como Plácido o El verdugo, así como cintas tan recordadas como Tamaño natural, La vaquilla o la trilogía de La escopeta nacional.



Pero su talento no se quedó a la sombra de Ferreri o Berlanga: trabajó en repetidas ocasiones con Carlos Saura en su etapa más críptica (Peppermint frapé, La madriguera, El jardín de las delicias, Ana y los lobos, La prima Angélica); con Pedro Olea en sus cintas más celebradas (Pim, pam, pum... ¡Fuego! y Un hombre llamado Flor de Otoño); así como con directores tan relevantes como Fernando Trueba (El año de las luces, Belle Époque, La niña de tus ojos) o José Luis Cuerda (El bosque animado, La lengua de las mariposas).

En su filmografía adaptó a clásicos tan variopintos como Fernando de Rojas (La Celestina) o Valle-Inclán (Tirano Banderas), y a contemporáneos como Manuel Rivas (La lengua de las mariposas) o Manuel Vicent (Tranvía a la Malvarrosa y Son de mar).



El realizador con el que más cintas vino realizando en los últimos años fue José Luis García Sánchez, con el que trabajó en títulos como Suspiros de España (y Portugal), Siempre hay un camino a la derecha o La marcha verde.

Su película póstuma será Los girasoles ciegos, también de José Luis Cuerda, según el libro homónimo de Alberto Méndez.



Rafael Azcona, escritor y guionista, nació en Logroño en 1926 y falleció el pasado lunes 24 de marzo debido al cáncer de pulmón con el que venía luchando desde hace tiempo. Tenía 81 años.

Descanse en paz.



Post Scriptum.- Una de las mayores satisfacciones personales de mi devenir profesional fue colaborar en la Biblioteca de Autor Rafael Azcona que la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes le dedicó hace unos años. Aunque la web no está actualizada, y la filmografía reseñada solo alcanza hasta María Querida (2004), considero importante recuperar un sitio digital que incluye, en el apartado "Estudios críticos", textos reproducidos al completo sobre su vida y obra.

[Fotogramas: El pisito, El verdugo, Belle Époque, Suspiros de España (y Portugal).]

Estadísticas