Abandonad toda esperanza

lunes, 12 de julio de 2010

Nueva avalancha de cómics vampíricos



Aunque muchos auguraban el fin de la moda vampírica puesta en marcha por Stephenie Meyer y, en menor medida, Charlaine Harris (cuyas novelas han inspirado la serie True Blood), y su sustitución por la ficción protagonizada por ángeles -de la que ya se ha publicado alguna novela y se ha estrenado el discreto film Legión-, los relatos protagonizados por chupadores de sangre siguen coleando, como demuestran los tres cómics que hoy comentaremos, todos ellos publicados en los últimos meses por Norma Editorial.



Empecemos por Buffy cazavampiros, personaje que más allá de la serie televisiva que lo lanzó a la fama y lo convirtió en uno de los personajes de ficción más celebrados del cambio de siglo, sigue gozando de una estupenda salud en el mundo de la historieta. Así, Norma edita al unísono la "Octava temporada" que continúa allí donde lo dejó la serie de Joss Whedon, y esta edición "Omnibus" que recupera en orden cronológico y en formato reducido todo el material del universo de Buffy editado por Dark Horse, incluyendo especiales, miniseries y crossovers.



El grueso de este quinto volumen lo conforman dos historias largas: "Hechizada" y "La Sangre de Cartago". La primera es la miniserie de 4 números Haunted, escrita por Jane Espenson, y en la que Buffy Summers y sus amigos deberan enfrentarse a un caso de posesión, la de varios cuerpos de vampiros fallecidos por parte del fantasma del ex alcade de Sunnydale Richard Wilkins III. A destacar la presencia de personaje de Faith, uno de los más populares de entre los secundarios de la serie, y al que dio vida la actriz Eliza Dushku.



Por su parte, "La Sangre de Cartago" -escrita por el veterano Christopher Golden- es un nuevo arco argumental del volumen 1 de la serie regular Buffy the Vampire Slayer. En este relato, la protagonista se enfrentará a una sociedad secreta de demonios, cuyo nombre da título a la historia, vigente desde los tiempos del Imperio Romano. A destacar el trabajo gráfico, pues si la trama principal está dibujada por Cliff Richards, ilustrador titular de la serie, los distintos flashbacks corren a cargo, según la época en la que estén ambientados, por Chynna Clugston, Paul Lee y Brian Horton.



También hay que destacar la inclusión de la miniserie de tres números Oz, protagonizada por el personaje encarnado por Seth Green en la pequeña pantalla, un hombre lobo adolescente que se convirtió en la pareja de Willow, la mejor amiga de Buffy. En esta ocasión, y al más puro estilo del doctor Stephen Strange de la Marvel, Oz viajará hasta Hong Kong y el Tíbet en busca de una solución para su maldición. Cabe señalar que, aunque el dibujo -fresco y desenfadado- corre a cargo del trío formado por Logan Lubera, Valentine de Landro y Herb Apon, las cubiertas vienen firmadas por un maestro de la historieta de terror moderna: John Totleben, cómplice de Alan Moore en su Swamp Thing.



Como suele ser habitual en esta colección, el tomo se completa con varias historias cortas que, como las principales, aúnan terror y humor no siempre con el mismo acierto... Aunque hay que reconocerle a los guionistas que consiguieron mantener la frescura de los diálogos de la serie en su traslado a las viñetas. En esta ocasión, los relatos breves son "Retoma la noche", "Hora de matar", "Cementerio de amores perdidos" y, este algo más extenso, "Corazón de cazadora", en el que Buffy se encontrará con una de las cazadoras que le precedió alrededor del siglo XI.



El segundo título que nos ocupa hoy es la penúltima entrega -penúltima porque la editorial española ya ha anunciado la inminente aparición de Nieve roja para finales de este mes- de la saga 30 días de noche. Se trata concretamente de 30 días de noche: Eben y Stella, nueva aportación al universo de los vampiros de Barrow creado por Steve Niles y Ben Templesmith. Se trata de un volumen que aglutina al completo la miniserie original, de cuatro entregas.



Después de varios títulos que ampliaban la mitología de este universo sin recurrir directamente al relato original, esta cabecera retoma -como su título indica- a los protagonistas de aquel, el sheriff Eben Olemaun y su mujer Stella, y a los que muchos recordarán con los rostros de Josh Harnett (La Dalia Negra) y Melissa George (Alias) gracias a la (magnífica) adaptación cinematográfica de David Slade 30 días de oscuridad.



El cómic arranca cuando un resucitado Eben muerde a su esposa y la convierte en vampiro. Antes, ella se ha dedicado a intentar sacar a la luz la existencia de estos monstruos en su Barrow natal con el libro 30 días de noche... que su público, tan numeroso como incrédulo, ha entendido como una obra de ficción. A partir de ahí se desarrolla una historia que a veces se desarrolla de forma algo confusa, y que desde luego poco nuevo añade al universo de esta exitosa franquicia.



El guión de este relato lo firman al alimón el progenitor de la franquicia, Steve Niles, y Kelly Sue DeConnick; por supuesto, es difícil saber hasta qué punto el primero ha intervenido realmente en la redacción de la historia, o si se ha limitado a autorizarla para que su firma sirva como reclamo. En cuanto al apartado gráfico, este corre a cargo de Justin Randall, que como no podía ser menos se mantiene fiel al estilo oscuro y feísta del superventas Ben Templesmith (Wormwood). Hay que mantener vivo el aroma unitario del producto para no defraudar el interés de los seguidores irredentos, claro está...



Mucho más interesante se me antoja Impaler, la cabecera de Top Cow de la que Norma acaba de editar el primer arco argumental; esto es, los seis primeros comic books de la colección original, escrita por William Harms y dibujada por Nick Postic (los cuatro primeros números) y Francis Tsai (las dos últimas entregas).



El relato arranca con un flashback ambientado en la Valaquia de 1460, un universo medieval que se ve azotado por una horda de vampiros como no habíamos visto antes: mucho más intangibles y por tanto peligrosos de a lo que nos tiene acostumbrados el cine de terror. Allí, un hombre -que luego identificaremos con Vlad el Empalador, el personaje histórico que sirvió a Bram Stoker de inspiración para crear a su Drácula- tendrá que acceder a formar parte de un conjuro para salvar a su pueblo.



La acción cambia a nuestros días: un 18 de diciembre, al puerto de la ciudad de Nueva York llega un barco cuya tripulación ha fallecido por completo (episodio en el que no resulta descabellado ver un eco del capítulo del barco extraído de la novela de Stoker, y que tan maravillosamente recreó Ana Juan en su Demeter). A partir de este hecho se sucederán una serie de peripecias que dejarán a la Gran Manzana bajo el control de unos vampiros ávidos de sangre.



El relato en sí no es el colmo de la originalidad: a grandes rasgos, mezcla el tema del vampirismo con los relatos postapocalípticos de forma muy parecida a Soy leyenda, por lo que este Impaler recuerda tanto a la novela original de Richard Matheson como a adaptaciones cinematográficas -la de Charlton Heston o la de Will Smith- o historietísticas -la de, vaya por donde, Steve Niles-. Pero William Harms, creador absoluto de la serie, demuestra su talento al resolver la historia con oficio, entreteniendo sin altibajos y consiguiendo imprimir una cierta atmósfera desasosegante a todo el relato.



Además, los personajes están descritos de manera verosímil y los diálogos se adivinan cuidados sin caer en la falta de credibilidad. Curiosamente, al menos por el momento, es el propio personaje de Vlad el Empalador -después de todo, el personaje titular- el que menos importa al lector, frente al policía que verdaderamente protagoniza el relato, un hombre acabado tras el fallecimiento de su esposa y que piensa jubilarse anticipadamente cuando los chupasangres invaden la ciudad.



Por supuesto, se trata de un relato en curso, y para juzgarlo como merece habrá que comprobar qué camino toma la historia. Eso sí: espero que Norma no tarde demasiado en publicar el segundo volumen, pues este primero termina con un cliffhanger de aúpa. Y como suele decirse: hasta aquí puedo leer...


Título: Buffy cazavampiros (Omnibus, vol. 5)
Autores: Christopher Golden et alii (guión) / Cliff Richards et alii (dibujo)
Editorial: Norma Editorial
Fecha de edición: junio de 2010
368 páginas (color) - 22,50 €


Título: 30 días de noche: Eben y Stella
Autores: Steve Niles & Kelly Sue DeConnick (guión) / Justin Randall (dibujo)
Editorial: Norma Editorial
Fecha de edición: mayo de 2010
104 páginas (color) - 11 €


Título: Impaler (Vol. 1)
Autores: William Harms (guión) / Nick Postic & Francis Tsai (dibujo)
Editorial: Norma Editorial
Fecha de edición: abril de 2010
160 páginas (color) - 16 €




(+) Previously on Abandonad toda esperanza:
- Buffy cazavampiros (Omnibus, Vol. 1)
- Buffy cazavampiros (Omnibus, Vol. 2)
- Buffy cazavampiros (Omnibus, Vol. 3)
- Buffy cazavampiros (Omnibus, Vol. 4)
- 30 días de noche: Historias de chupasangres
- 30 días de noche: Se extiende la plaga
- 30 días de noche: Tres historias
- Otros tebeos de vampiros

1 comentario:

Edward dijo...

Una entrada muy interesante,curiosamente,soy fanatico de los comics y de los vampiros,les echare un vistazo,un buen blog,pasate por el mio si quieres a ver que te parece


Estadísticas