Abandonad toda esperanza

miércoles, 3 de agosto de 2011

Mitad hombre, mitad máquina: todo bodrio

Ayer descubrí en el blog de Pasadizo una ficha de una de las películas más inolvidables de mi vida... aunque quizá no por la razón que hubiesen querido aquellos que la hicieron. Estoy hablando de la inimitable e inigualable R.O.T.O.R.




Me parece una excusa tan buena como cualquier otra para recuperar el comentario que sobre la misma escribí hace más de tres años para la añorada (por algunos, claro) sección de "Bodrios que hay que ver". Posiblemente, esta fue el bodrio de entre todos los que pasaron por aquella sección, y no fueron pocos. Un film que hay que verlo para creerlo. ¿Alguien se ha atrevido desde entonces?

1 comentario:

Pablo dijo...

Joer, esta la vi cuando era crío y ya entonces me pareció una mierda pinchada en un palo.


Estadísticas