Abandonad toda esperanza

jueves, 18 de agosto de 2011

RIP: Francisco Solano López (1928-2011)

Si hace unos meses anunciábamos el fallecimiento del gran Carlos Trillo, el pasado viernes la historieta argentina perdía a otro de sus autores más celebrados: el dibujante Francisco Solano López moría en un sanatorio de Buenos Aires tras sufrir una hemorragia cerebral que lo mantuvo entre la vida y la muerte durante varios días.


Solano López junto a su personaje más célebre


Tataranieto del mariscal paraguayo de mismo nombre, Solano López inició su carrera profesional como ilustrador en 1953, empezando a trabajar en la editorial Columba. Sería tan solo dos años después cuando colaboraría por vez primera con el guionista Héctor Germán Oesterheld en la serie Bull Rocket, publicada en las páginas de la revista Misterix.




Consciente del talento de su compañero, Oesterheld incorporó a Solano López a la plantilla de su propia editorial, Frontera, donde vería la luz la obra que consagró a ambos convirtiéndolos en una referencia indiscutible de la historia universal del noveno arte: El eternauta. Publicada por vez primera de forma serializada entre 1957 y 1959, esta obra era considerada por su guionista como su versión particular del Robinson Crusoe de Daniel Defoe en clave de ciencia ficción postapocalíptica.


El eternauta es ya un clásico indiscutible de la historieta

Por su parte, el dibujante vivió en Europa más de media década, concretamente entre 1963 y 1968, pero sería en 1976 cuando aceptó una propuesta por parte de Oesterheld para crear la segunda parte de El eternauta. Dicha secuela alcanzaría hasta 1983, y el discurso político contra la dictadura que dejaban ver sus páginas de forma diáfana obligó a Solano López a exiliarse en Madrid en 1977... mientras que Oesterheld y sus cuatro hijas pasaron a engrosar las listas de los tristemente "desaparecidos" del régimen fascista que gobernaba Argentina.




Fue en España donde Solano López finalizó su saga Slot Barr y creó junto a su hijo Gabriel Ana y las historias tristes. Años más tarde haría una incursión en el cómic erótico, y en 1997 volvería a dibujar a su personaje más célebre en una nueva serie creada junto a Pablo Maiztegui. Actualmente colaboraba con el portal de la agencia estatal Télam, en el que publicaba la historieta Sección imposible.


Solano López ha muerto pero su obra sigue viva


Francisco Solano López nació en 1928 en Buenos Aires y falleció en 12 de agosto de 2011 en su ciudad natal. Tenía por tanto 83 años. Descanse en paz.

Estadísticas