Abandonad toda esperanza

jueves, 1 de septiembre de 2011

Harrison x Scorsese

Nunca he sido un fan irredento de The Beatles, ni tampoco de ninguno de sus miembros en solitario. Reconozco,por supuesto, su importancia en la historia de la música popular, y algunas de sus canciones me gustan mucho, pero su obra nunca ha llegado a calar en mí como sí lo ha hecho en amigos míos con los que comparto otros gustos y afinidades (caso de este o este).





Pese a ello, no pienso dejar pasar la oportunidad de ver George Harrison. Living in the Material World, un documental (¡de tres horas y media de duración!) dedicado al segundo beatle que dejó este mundo al fallecer a la edad de 58 años hace ya una década. Y es que uno de mis directores de cine favoritos, Martin Scorsese, que recientemente nos ha dado obras maestras de la talla de Infiltrados o Shutter Island, y que se dedica a estos menesteres mientras ultima otros proyectos para la gran pantalla, vuelve a acercarse al mundo de la música desde la fórmula de la no ficción, como ya hizo recientemente con Bob Dylan (No Direction Home) o los Rolling Stones (Shine a Light)... músicos, estos sí y dicho sea de paso, mucho más cercanos a mis preferencias musicales.


Un joven George Harrison


Para este film documental dedicado a Harrison, además de contar -lógicamente- con los testimonios de la familia del protagonista y de aquellos que se relacionaron más cercanamente con él -es el caso de sus compañeros Paul McCartney y Ringo Starr, la viuda de John Lennon Yoko Ono, o el productor Phil Spector-, el cineasta también ha recurrido a músicos como Eric Clapton y Tom Petty, o a gente del cine como el realizador Terry Gilliam y el actor Eric Idle -ambos miembros de los desaparecidos Monty Python-, con los que Harrison entabló vínculos profesionales dada su faceta de productor cinematográfico.


Un maduro Harrison con parte de su colección de guitarras


George Harrison. Living in the Material World podrá verse, en dos partes, los próximos 5 y 6 de octubre en el canal HBO; y su emisión se complementa con el libro homónimo que firma Olivia Harrison, la viuda de George, con prólogo del mismo Scorsese, y que ya puede comprarse en el extranjero. Imagino que los fanáticos de los Beatles y/o de George Harrison correrán a hacerse con él; un servidor, como fanático de Martin Scorsese que es, se limitará a ver el documental.

2 comentarios:

Niño Gusano dijo...

Deseando verlo

Juanma dijo...

En cuanto pueda lo veo.


Estadísticas