Abandonad toda esperanza

martes, 11 de octubre de 2011

RIP: David Hess (1942-2011)

"Con gran tristeza hemos dado nuestro último adiós a nuestro querido padre y amigo de todos. David falleció pacíficamente ayer por la noche". Así nos hemos enterado, a través de un mensaje de sus hijos en Facebook y Twitter, de que nos ha dejado uno de los villanos más memorables del cine de terror moderno: Krug Stillo, líder del grupo de delincuentes de la, guste más o menos y por las razones que sean, inolvidable La última casa a la izquierda. El actor norteamericano que lo encarnó, David Hess, ha fallecido a la edad de 69 años.


David Hess, en una imagen reciente


Aunque Hess será recordado principalmente por su carrera de actor, y más concretamente por su labor en el género del terror, su primera actividad profesional, que nunca llegaría a abandonar del todo, fue bien distinta: la de compositor e intérprete musical. Así, en el año 1957, a la muy temprana edad de quince años, comenzó a escribir canciones para el sello Shalimar Music bajo el seudónimo de David Hill. De hecho, su primera grabación fue todo un éxito: "All Shook Up", posteriormente interpretada por el mismísimo Elvis Presley; para el Rey del Rock llegaría a escribir un gran número de temas durante los años 50 y 60, como "Frankie and Johnny," "Come Along", "Make Me Know You're Mine", "Sand Castles" o "Blue Lagoon." Y como decíamos, Hess nunca dejaría de lado por completo su actividad musical, participando en las bandas sonoras de películas como Cabin Fever (debut de Eli Roth, el autor de Hostel) o el interesante survival noruego Rodvyr (El placer de la caza).


David Hess, en una imagen de juventud


Pero como decíamos antes, su carrera dio un giro radical en 1972, al protagonizar uno de los títulos clave del cine de terror de los años 70: La última casa a la izquierda... que no era otra cosa que un remake inconfeso en clave de exploit con violencia explícita de El manantial de la doncella de Ingmar Bergman, en el que unas jóvenes eran violadas y asesinadas por un grupo de delincuentes de los que Hess era el líder indiscutible. Posteriormente, los padres de una de las víctimas se vengarían cruentamente de los asesinos de su hija, desembocando el film -en cuya música también participó Hess- en un final catártico y liberador, aunque no exento por ello de polémica.


Su primer y más memorable papel: el del despiadado Krug


En este film, que recientemente tuvo una nueva versión no carente de interés pero inferior al original, David Hess no era el único debutante: tras la cámara se encontraba por vez primera el realizador Wes Craven, posteriormente celebrado creador de las sagas Pesadilla en Elm Street y Scream, así como de otras cintas populares del género, caso de Las colinas tienen ojos, La serpiente y el arcoiris o El sótano del miedo. Precisamente con este profesor de literatura reconvertido en cineasta volvería a repetir Hess en su decepcionante adaptación del cómic de DC Swamp Thing (La Cosa del Pantano).


Su segunda y última colaboración con Wes Craven


La carrera como actor de Hess nunca volvería a brillar de igual forma, ya que se vio obligado a alternar papeles muy secundarios como otros más importantes pero en películas por lo general de escasa relevancia artística y comercial. Así, cabe destacar que participó en el western Masacre en Condor Pass (secundando a intérpretes europeos como Hardy Krüger, Stephen Boyd o Anton Diffring), Conspiración en Suiza (dirigida por el veterano Jack Arnold y donde de nuevo Hess se vio sepultado por un reparto de estrellas del momento como David Janssen, Senta Berger, John Ireland, John Saxon, Ray Milland o Elke Sommer) o El tren de los espías (otro tanto, con Mark Robson dirigiendo y Lee Marvin, Robert Shaw, Linda Evans y Maximilian Schell al frente del reparto).


Un autoestopista al que más vale no recoger...


Al margen del film de Craven, quizá sus trabajos más destacados fueron los de El cínico y la casada, una suerte de thriller en clave de road movie en la que Hess interpretaba a un autoestopista que convertía en pesadilla el viaje de un matrimonio formado por Franco Nero y Corinne Cléry; así como La casa sperduta del parco, un film conocido en España como Trampa para un violador, dirigido por el autor de Holocausto caníbal Ruggero Deodato, y en el que el intérprete repitió un rol no muy lejano del Krug de La última casa a la izquierda. Con el realizador italiano también repitió años más tarde, en la muy entretenida aunque en el fondo irrelevante Camping del terrore, más conocida por el título anglosajón Bodycount.


Trampa para un violador: otro villano memorable


Felizmente recuperado durante la última década para el cine de terror -género al que pertenecía su único largometraje de ficción como realizador: To All a Goodnight (1980)-, se le pudo ver en un par de filmes del mediocre Ulli Lommel, caso de Zombie Nation y Zodiac Killer, así como en The Absence of Light, donde coincidió con otras glorias del cine fantástico y de culto de ayer y de hoy, caso de Michael Berryman, Caroline Munro, Tom Savini y Tony Todd. Pero sin duda su último papel memorable, por otra parte en un film tan insatisfactorio como Smash Cut, fue el de Able Whitman, director de cine de terror convertido en asesino psicópata: una especie de Fellini 8 1/2 mezclado con El fotógrafo del pánico en el que Hess compartió protagonismo con Sasha Grey, estrella del cine para adultos vista también en The Girlfriend Experience de Steven Soderbergh.


Junto a la pornstar Sasha Grey en Smash Cut


Este film, estrenado en 2009, queda como su último trabajo completado en vida. Su fallecimiento deja cuatro producciones inacabadas: The Beautiful Outsiders (junto a otras dos glorias del género: Brad Dourif y Doug 'Pinhead' Bradley), Manson Rising (un biopic del tristemente célebre Charles Manson), así como dos cintas del género que le hizo popular... al menos entre los aficionados al mismo: The House that Wept Blood y la secuela de Trampa para un violador, de nuevo con Deodato tras las cámaras. Veremos cuáles de estas películas acaban viendo la luz, y en cuales de ellas todavía podemos disfrutar de la turbadora presencia de David Hess, un actor para el recuerdo... en nuestras peores pesadillas.


Smash Cut: David Hess, un hombre de cine


David Alexander Hess nació en 19 de septiembre de 1942 en Nueva York, y falleció en 8 de octubre de 2011. Tenía por tanto 69 años. Descanse en paz.

(+) David Hess.com

Estadísticas