Abandonad toda esperanza

lunes, 27 de agosto de 2012

La Comicoteca: Archivos WildStorm: StormWatch (Vol. 4)




Archivos WildStorm: StormWatch (Vol. 4 de 4: "Destino final")
Guion: Ron Marz et alii / Dibujo: Renato Arlem et alii 
Barcelona, Norma Editorial, diciembre de 2010.
ISBN: 978-84-679-0368-3
256 pp. (color) - 18 €

Este Volumen 4 incluye:
- StormWatch n.ºs. 23 a 27;
- Team One: StormWatch n.ºs. 1 y 2;
Team One: WildCATS n.ºs. 1 y 2.

La edición de Norma Editorial incluye como extras la miniserie de cuatro entregas Team One (dos centradas en StormWatch y otras dos en WildCATS), así como siete cubiertas originales -firmadas por artistas como Scott Clark, Ron Lim o Jim Lee- y tres pin ups, obra de Darryl Banks, Allen Im y Terry Shoemaker.




Texto promocional

¡EL FIN DE LOS ORÍGENES DE STORMWATCH!
Asistiremos al regreso de Battalion en un épico combate contra su propio padre. En este tomo encontrarás los números 23 a 27 de la serie regular original y además, como extra, la serie Wildcats / Stormwatch: Team One con los orígenes de muchos personajes clave del Universo WildStorm.




Comentario acerca de la serie

Como todo buen aficionado sabe, el origen de Image Comics radica en el abandono de las dos grandes compañías que editaban (y editan) cómics de superhéroes, DC y Marvel, a comienzos de la década de los 90, por parte de una serie de artistas que buscaban una mayor independencia creativa, así como la posibilidad de mantener los derechos legales de sus creaciones: bien es sabido que los personajes de dichas empresas pertenecen a las mismas, y los autores de las distintas cabeceras van rotando uno tras otro aportando cada uno su visión acerca del personaje. Dichos autores fueron Jim Lee, Rob Liefeld, Todd McFarlane, Jim Valentino, Erik Larsen y Marc Silvestri. Y también es generalmente conocido que, aunque hoy la visión de este grupo de autores es muy discutida y en ocasiones fuertemente criticada por un amplio sector de aficionados al género -la mayoría de veces con razón-, también es cierto que en su día aquellos ofrecieron algo distinto que consiguió calar muy hondo en legiones de lectores que convirtieron a muchas de las series de Image en los más indiscutibles best sellers del sector en aquella época.

En particular, fue el universo WildStorm de Jim Lee, Todd McFarlane, Rob Liefeld y compañía el que alcanzó enseguida cifras de venta realmente estratosféricas. Un universo detrás de cuya concepción general se encontraban dos hombres: el citado Jim Lee, por aquel entonces (y en realidad todavía hoy) uno de los dibujantes de mayor éxito del cómic superheroico, y su inseparable socio y amigo de la infancia Brandon Choi. Ambos concibieron un mundo de líneas narrativas interconectadas al estilo de los Universos DC y Marvel, con superhéroes de diversa índole cuyas aventuras se cruzaban de vez en cuando en los consabidos team ups y crossovers multitudinarios.

Por supuesto, Lee y compañía habían aprendido muy bien la lección de Marvel y DC: no resulta difícil detectar influencias, por ejemplo, de Spiderman y Batman en el universo y la concepción estética del Spawn de McFarlane, o de los exitosos X-Men (que precisamente Lee a los lápices, junto a Chris Claremont a los guiones, había llevado a lo más alto del top de tentas) en grupos como WildC.A.T.S. o Cyberforce. De la misma manera, el Universo WildStorm no podía prescindir de un supergrupo oficial, apoyado por el Estado y admirado por el pueblo, al modo de la Liga de la Justicia de DC o de los Vengadores de Marvel. El resultado de esta regla de tres fue StormWatch.

Esta cabecera nacía en marzo de 1993 con el inevitable tándem Choi / Lee a los guiones y un primerizo Scott Clark a los lápices, apoyado por Joe Chiodo en el coloreado. Estos autores presentaban a un supergrupo apoyado por las Naciones Unidas, que contaba con la estación espacial SkyWatch como base de operaciones, con Weatherman como supervisor y con una formación de agentes de campo liderada por Battalion y formada también por Fuji, Hellstrike, Diva y Winter. Dicha formación evolucionaría con el paso del tiempo, y acabaría convirtiéndose en The Authority, en la encarnación de Warren Ellis y Bryan Hitch.

Leída hoy, una serie como StormWatch demuestra, condiciones generales de la casa obligan, una preponderancia del dibujo sobre el guion, algo que acabaría contagiándose peligrosamente a las majors DC y sobre todo Marvel; un mal cuyos síntomas más claros eran una cierta confusión narrativa, la abundancia de espectaculares escenas de acción a base de splash pages muy habituales, y una exageración anatómica en sus personajes que en la mayoría de las veces chocaba contra toda lógica naturalista. Pese a ello, las historias y los personajes creados por Lee y Choi se leen con agrado, y suponen un digno entretenimiento casi veinte años después de su primera aparición.

Y todo ello, a tamaño reducido -similar al de los Omnibus de Indiana Jones y Buffy- y a un precio popular y asequible.




Comentario acerca de este volumen

En el presente volumen, último de la colección, la cabecera regular de StormWatch alcanza el futuro que ya nos mostró aquel número 25 adelantado e incluido igualmente en el tomo 2 de la presente serie. Todos los acontecimientos que allí se relataron, y que afectaban principalmente al personaje de Battalion en su odisea al futuro, cobran ahora sentido cuando las piezas del puzzle empiezan a encajar...

Por supuesto, Spartan es el otro gran protagonista de este acto final, centrado en el enfrentamiento entre el considerado como "grupo oficial" del Universo WildStorm con Despot, el villano en el que el padre de Battalion ha acabado convirtiéndose. Este último y Spartan se verán obligados a formar una alianza con el fin de detener al que podría ser la peor amenaza a la que se había enfrentado el grupo hasta entonces.

Completa el volumen, y por tanto la colección, la miniserie Team One, ambientada en el pasado y que relata los orígenes del verdadero primer grupo del Universo WildStorm, incluso anterior al Team 7 o a Gen 12 (de los cuales algunos miembros fueron mentores o progenitores de otros que vinieron después, como la líder de Gen 13). En sus filas encontraremos a personajes como Majestic, Backlash... o el propio padre de Battalion, mucho más joven y en días muy lejanos todavía a su corrupción / transformación en el villano Despot. Se cierra así el círculo, dando al Universo WildStorm esa consistencia que vino a imitar de sus hermanos mayores: los universos superheroicos de DC y Marvel.




(+) Previously on Abandonad toda esperanza:
- Vol. 1
- Vol. 2
- Vol. 3

Estadísticas