Abandonad toda esperanza

lunes, 20 de agosto de 2012

La Comicoteca: Creepy (Volumen 5)



Creepy (Volumen 5)
Guión y dibujo: Varios autores
Barcelona, Planeta de Agostini Comics, febrero de 2011
ISBN: 978-84-674-0207-0
234 pp. (b/n) - 30 €

Este Volumen 5 incluye:
- Creepy n.ºs. 21 a 25.

Creepy n.º 21:
- "Las ratas de la pared" (Bob Jenney)
- "Habitación con vistas" (Archie Goodwin & Steve Ditko)
- "Los inmortales" (Ron Parker & Sal Trapani)
- "Duda razonable" (Ron Parker & Tom Williamson)
- "¡El reloj del terror!" (William Parente & Gutenberg Monteiro)

Creepy n.º 22:
- "Donde esté el hogar..." (Ron Parker & Pat Boyette)
- "¡No es justo!" (Bill Parente & Tom Sutton)
- "La extraña expedición" (Bill Parente & Ernie Colon)
- "La pareja perfecta" (Ron Parker & Sal Trapani)

Creepy n.º 23:
- "¡Salida!" (James Hagenmiller & Donald Norman)
- "¡La cuchillada!" (Bill Parente & Barry Rockwell)
- "Un cambio rápido" (Bill Parente & Tom Sutton)
- "Afrodisíaco" (Bill Parente & Tony Williamsune)
- "Para perder la cabeza" (Clark Dimond & Terry Bisson & Jack Sparling)

Creepy n.º 24:
- "Magia negra" (Archie Goodwin & Steve Ditko)
- "¡Me has hecho algo!" (Bill Parente & Tom Sutton)
- "El día después del Juicio Final" (Archie Goodwin & Dan Adkins)
- "La habitación de invitados" (Bill Parente & Reed Crandall)
- "Encasillado" (Archie Goodwin & Jerry Grandenetti)
- "Sorpresa de plata envuelta en oro" (George Hagenauer y Bill Parente & Tony Williamsune)

Creepy n.º 25:
- "Que no decaiga el espíritu" [sin acreditar; dibujo firmado por Reed Crandall]
- "La marea de las brujas" (Archie Goodwin & Eugene Colan)
- "El final del viaje" (Bill Parente & Ernie Colon)
- "El que acecha" (Archie Goodwin & Dan Adkins)
- "Color rubí" (Archie Goodwin & Steve Ditko)
- "Un visitante insólito" (Bill Parente & Tony Williamsune)

La edición de Planeta de Agostini Comics incluye como extras una entrevista con el dibujante Angelo Torres realizada por Steve Ringgenberg (siete páginas), así como las cinco portadas originales, anuncios publicitarios de la época, el correo del lector -"Querido Tío Creepy"-, y cuatro páginas de "Los repugnantes conocimientos de Creepy".




Texto promocional

Los años 60 fueron una época de gran inspiración e innovación en la forma de narrar de los cómics, y pocos títulos mostraron aquella asombrosa evolución como la revista Creepy. Creepy y la revista de su incorregible primo, Eerie, reinventaron las historias cortas de terror ilustradas e hicieron que algunas sensibilidades del mundo de la edición underground llegaran a la industria editorial establecida, dejando los inolvidables legados de Alex Toth, Frank Frazetta, Neal Adams, Gray Morrow y muchos otros artistas impresionantes.



La crítica ha dicho

"Para muchos de nosotros, la simple mención de este título es una bofetada nostálgica que nos deja casi inconscientes, ensimismados en recuerdos de autores como Frazetta, Wrightson, Corben, Adams y, por supuesto, los españoles Ortiz, Auraleón, Torrents, etc. que dominaron las publicaciones Warren de la época."
- Álvaro Pons, La cárcel de papel.

"Si a alguien hay que agradecerle la calidad que caracterizaba a la mayor parte de estas narraciones, ese es sin duda Archie Goodwin. Guionista de buena parte de las historias contenidas en la revista, también fue el director de Creepy durante sus primeros años. Una de las máximas principales en sus guiones era que los finales debían ser sorprendentes, inesperados y, buena parte de las veces, terriblemente salvajes. No siempre lo conseguía, claro, pero resulta difícil acercarse a una de estas historietas y no esbozar al menos una sonrisa socarrona ante las ocurrencias de este autor.
Por si fuera poco, Goodwin se rodeó de una cantera de excelentes dibujantes, entre los que destacan Jack Davis, Joe Orlando, Angelo Torres y Al Williamson. Todos dibujantes de corte clásico con muy buena mano para jugar con los claroscuros y para dar vida a los monstruos y criaturas más terribles del imaginario popular. Tampoco se puede pasar por alto la presencia del maravilloso Frank Frazetta (...).
La única pega de Creeepy es que entre tantas historias y tanto desfile de artistas, el resultado final es un tanto irregular por las diferencias de calidad entre unos y otros. Lo cual no impide que a nivel de conjunto sea una lectura excelente. Otra cuestión a pulir, que se irá resolviendo con el paso de los números, es buscar una mayor variedad de temas. En este primer tomo abundan los típicos vampiros y hombres lobo, con algún tímido intento por ir más allá, como las historias de corte de ciencia-ficción. Al fin y al cabo, estos eran los primeros pasos de Creepy y, como suele decirse, lo mejor aún está por llegar."
- Jaime Valero, Zona Fandom.

"Sin lugar a dudas, la mejor noticia para el año que viene para todos los amantes del cómic de terror. Planeta de Agostini comenzará la publicación en castellano de los Creepy Archives, editados por la americana Dark Horse. Lo cual también abre la puerta a la publicación hermana Eerie."
- Jeremy Brood, El diario de Jeremy Brood.

"Otra vez los amantes de los clásicos del cómic de terror estamos de enhorabuena porque la editorial Planeta se ha lanzado a reeditar el Creepy, aquella revista llena de historias morbosas, truculentas y terroríficas que estuvieron aterrorizando y divirtiendo a los más viejunos del lugar. Y es que me siento un poco como el abuelo cebolleta recomendando esta publicación imprescindible para todo amante del cómic o del terror. Si encima eres amante del cómic de terror, deberías de conocerlo. Y si no, ahora estás a tiempo de ponerte al día."
- Mike, Terrorífico.es.



Comentario acerca de la serie

Como relata con acierto Jon B. Cooke en su introducción [ver volumen 1], titulada "La revolución Warren", el antecedente directo de la revista Creepy, fundada por James Warren, así como de otras publicaciones de índole similar -véase The House of Mystery de DC-, fueron las historietas de miedo editadas por EC Comics, que el lector puede encontrar también publicadas por Planeta como "Clásicos del terror".

De aquellas, esta Creepy retomó la figura de un maestro de ceremonias que presentaba las distintas historias que conformaban cada entrega -así, el tío Creepy sustituía al Guardián de la Cripta y a sus compañeros-, mientras que volvía a utilizarse insistentemente la estructura narrativa supeditada a un final sorpresa... que hoy, por supuesto y lamentablemente, ya no lo es tanto.

Además de estos factores, la factoría Warren se trajo consigo algunos de aquellos veteranos ilustradores, como Joe Orlando, Reed Crandall o Al Williamson. Pero hubo novedades: por un lado, evolución del medio obliga, en las historias predominaba ahora el dibujo sobre la palabra, en contraposición con los viejos tebeos de EC que a veces parecían "relatos ilustrados". Por otro lado, autores más jóvenes ejercieron las veces de savia nueva dando vida al género del terror en el mundo del cómic: si Frank Frazetta hizo su último tebeo como tal en el primer número, no abandonó este universo encargándose de algunas maravillosas portadas, de esas que lo han hecho mundialmente famoso; y autores como Angelo Torres, Gray Morrow o un fugaz Alex Toth demostraron no sentirse intimidados al lado de ilustradores tan míticos como Orlando o Williamson.

El resultado es un auténtico incunable de la historieta norteamericana del siglo XX, en una edición de lujo como la ocasión merece. Se le podrán poner peros a algunas historias en particular, sobre todo porque no todas han envejecido con pareja dignidad, pero el balance general es más que positivo y, sencillamente, se trata de uno de esos cómics que hay que tener, leer y disfrutar.



Comentario acerca de este volumen

El presente volumen incluye los primeros números de William 'Bill' Parente como editor de la revista: así, muchos de los relatos aquí recogidos llevan su firma como guionista, en sustitución del anteriormente muy prolífico Archie Goodwin... que aquí todavía se descuelga con siete historias escritas por él.

El lector se encontrará de nuevo con historias de terror de corte clásico, que en la mayoría de las ocasiones se apoyan en el recurso del final sorpresa, que por culpa del abuso acabó dejando de ser tal. Y se echa en falta a un genio como Frank Frazetta o a un veterano de la vieja EC Comics como Johnny Craig, aunque de aquel grupo de dibujantes veteranos todavía podemos disfrutar de un par de historias ilustradas por Reed Crandall. Tampoco faltan Steve Ditko y el gran Eugene 'Gene' Colan, aunque de este solo se recoge un relato.

También cabe destacar que todavía seguían adaptándose clásicos literarios (sin ir más lejos la primera historia del tomo, "Las ratas de la pared" a cargo de Bob Jenney, adapta uno de los más célebres relatos del maestro de Providence, H. P. Lovecraft), así como se recurría a personajes reales, caso de Lizzie Borden o el tristemente popular Jack el Destripador.

Finalmente, hay que señalar la inclusión de tres historias en las que el terror se fusiona con la ciencia ficción ("Los inmortales", "La extraña expedición" y "El final del viaje"), en un par de ellas concretamente con el subgénero de las ficciones distópicas. Pero, sobre todo, llama la atención la apertura a la modernidad que supuso el trabajo de algunos dibujantes que destacan por encima del resto precisamente por esa razón: es el caso, principalmente, del Jerry Grandenetti de "Encasillado" y del estupendo Barry Rockwell de "¡La cuchillada!", una suerte de Richard Corben avant la lettre, para entendernos.




(+) Previously on Abandonad toda esperanza:
- Volumen 1
- Volumen 2
- Volumen 3
- Volumen 4

Estadísticas