Abandonad toda esperanza

martes, 14 de agosto de 2012

La Semana de Batman de Jeph Loeb & Tim Sale: El largo Halloween



Después de aquella estupenda Batman - Frank Miller Box Set, cuyo contenido comentamos pormenorizadamente en su día en Abandonad toda esperanzaECC Ediciones da continuidad a la colección "Grandes autores de Batman" con otro muy esperado cofre de auténtico lujo: este Batman - Jeph Loeb / Tim Sale Box Set, que incluye Caballero maldito, El largo Halloween, Victoria oscura, Catwoman: Si vas a Roma... y algún que otro regalo para el fan irredento. Por supuesto, también analizamos todos estos contenidos a lo largo de esta misma semana en este vuestro blog.



Ya lo señalamos ayer al comentar Caballero maldito, volumen que sirve a modo de prólogo al que hoy nos ocupa: El largo Halloween es la obra que convirtió a sus responsables, el guionista Jeph Loeb y el dibujante Tim Sale, en dos autores de importancia capital en la historia del personaje de Batman. Y es una obra que leímos en su día cuando fue publicada por Norma Editorial y que ahora, con el paso del tiempo, hemos podido comprobar que aguanta perfectamente una nueva relectura.



Mucho más ambiciosa que aquellas tres historias ambientadas en la víspera del Día de Todos los Santos, El largo Halloween es una maxiserie compuesta de trece entregas: la primera y la última, sendos especiales de Halloween con el doble de páginas de un comic book normal, y entre uno y otro otros once capítulos de extensión estándar en los que Loeb y Sale iban a desarrollar un relato bastante extenso a partir de lo que, en un principio y como ocurrió con Miedos, fue una propuesta original para la colección de arcos argumentales independientes Legends of the Dark Knight.



Aficionados al género negro, los autores acercaron más que nunca al personaje de Batman a los estilemas del relato policíaco, en cuyo seno de hecho nació el personaje (¿Recuerdan la cabecera Detective Comics?). De hecho, la historia arranca con una escena muy similar a la primera secuencia de la legendaria película El Padrino de Francis Ford Coppola. A partir de ahí, Loeb y Sale dan una importancia fundamental a los miembros del crimen organizado de Gotham, particularmente a dos familias de origen italoamericano lideradas por los rivales Carmine Falcone, alias 'El Romano', y Salvatore Maroni, alias 'El Jefe' (personajes que rescataría Christopher Nolan, encarnados por Tom Wilkinson y Eric Roberts respectivamente, en las dos primeras entregas de su trilogía de Batman). En el caso de los Falcone, eran personajes que ya habían aparecido esbozados por Frank Miller en su Batman: Año Uno, pero con los que nadie había hecho nada de provecho después.



Para complicarle todavía más las cosas a Batman, los autores recurrirían a un villano de segunda categoría de entre su rica galería de enemigos: Julian Day, alias El Hombre Calendario, que cometía sus fechorías actuando solamente en fechas señaladas. Pero a partir de una propuesta del editor Archie Goodwin, este personaje fue recluido en una celda del manicomio Arkham y se acabó creando uno nuevo para la ocasión, aunque con el mismo modus operandi: el asesino en serie llamado Festivo.



A propósito de este y de su verdadera identidad, y como ya señalamos ayer, debemos recordar que Loeb se había curtido en el ámbito audiovisual, produciendo y escribiendo películas como Commando o Teen Wolf (De pelo en pecho) y trabajando en series de televisión como El autoestopista. De este último medio había aprendido la importancia del cliffhanger: esto es, de desarrollar una intriga serializada en la que cada entrega finalizara en un momento álgido que dejara al espectador con ganas de más. Esto fidelizaba a la audiencia, que siempre volvía a sintonizar un canal determinado el mismo día y a la misma hora. El guionista trasladó este recurso al cómic, y funcionó a la perfección: a pesar de ser una cabecera nueva y cuya primera entrega era considerablemente más cara que las correspondientes del mismo mes de Batman y Detective Comics, los lectores respondieron masivamente a ese "Episodio 1" y se mantuvieron fieles hasta el final, movidos sobre todo por el interés de descubrir la verdadera identidad del asesino al más puro estilo Twin Peaks.



Aparte del personaje de Festivo, Loeb y Sale no dejaron de lado el sentido del espectáculo, y utilizaron a la plana mayor de los supervillanos de Batman, pero nunca de forma gratuita y relacionando a cada uno de ellos con las distintas festividades en que actúa el misterioso asesino: así, por las páginas de las once entregas intermedias de El largo Halloween (puesto que la primera y la última se reservan particularmente para el propio Festivo) desfilan Solomon Grundy (Día de Acción de Gracias), el Joker (Días de Navidad y Año Nuevo), el dúo de rivales formado por Hiedra Venenosa y Catwoman (Días de San Valentín y San Patricio), el Acertijo (Día de los Santos Inocentes), el Espantapájaros (Día de la Madre), el Sombrerero Loco, acompañado del anterior (Día de la Independencia)... o el mismísimo Dos Caras (Día del Trabajo), cuyo origen es introducido con naturalidad en la trama principal.



Respecto de este personaje, es de justicia señalar que su identidad civil previa a la desfiguración de su rostro, la del fiscal Harvey Dent, es la del otro gran protagonista del relato junto con Bruce Wayne / Batman y, también, el teniente de la Policía de Gotham James Gordon. Los tres, acompañados de sus respectivas familias (aunque en el caso de Wayne esta se reduzca a la compañía del fiel Alfred), forman la Santísima Trinidad de la Justicia en la ciudad de Gotham. Un triángulo de camaradería y profesionalidad que Christopher Nolan reflejó en su Batman Begins (sustituyendo, eso sí, a Dent por la ayudante del fiscal Rachel Dowes, Katie Holmes en el film) y después, de forma más fidedigna, en la soberbia El caballero oscuro. De hecho, lo más interesante de la presente obra es el retrato Loeb y Sale construyen del personaje de Harvey Dent, su relación con el Hombre Murciélago y con Gordon... y su posterior transformación física y corrupción psicológica.



Así pues, su magnífico retrato de personajes, el trabajo gráfico de un Tim Sale aquí espléndido, y sobre todo la perfecta dosificación de la intriga, que hicieron de El largo Halloween uno de los cómics más entretenidos y adictivos de los últimos tiempos (y no solo de entre los protagonizados por Batman), convirtieron a El largo Halloween en uno de los mayores éxitos de ventas de DC Comics. Esto, por supuesto, trajo consigo que sus autores volvieran a encontrarse con el personaje creado por Bob Kane en la muy esperada secuela de la presente obra: Victoria oscura. Pero eso, como suele decirse, es otra historia... y se la contaremos mañana en este vuestro blog.



Nota bene.- Completan el presente volumen una conversación a modo de introducción entre el director de cine Christopher Nolan y el guionista David S. Goyer, en la que ambos destacan la influencia de El largo Halloween en la redacción del libreto de su primer film sobre Batman poco antes de embarcarse en el rodaje del segundo; una fotografía de la colección de figuras inspiradas en la serie; una entrevista con Loeb y Sale realizada por el rotulista Richard Starkings para la edición absolute de la obra; la propuesta inicial de Loeb y Sale para Legends of the Dark Knight; reproducciones de las cubiertas originales de la colección, acompañadas de bocetos, pruebas desechadas y textos explicativos por parte de Loeb y Sale; así como las biografías de los autores.


Título: Batman: El largo Halloween
Autores: Jeph Loeb (guion) / Tim Sale (dibujo)
Editorial: ECC
Fecha de edición: julio de 2012
400 pp. (color) - 32 €

Estadísticas