Abandonad toda esperanza

martes, 26 de agosto de 2014

RIP: Richard Attenborough (1923-2014)


Lamentablemente, no hay semana que este vuestro blog no cuente con alguna entrada de la sección de necrológicas. En esta ocasión, lamentamos la desaparición del actor y director de cine británico Richard Attenborough, que nos dejó anteayer domingo pocos días antes de cumplir los 91 años.


Richard Attenborough (1923-2014)


Los primeros años de su carrera como actor están íntimamente ligados a algunos de los más grandes nombres de la literatura y el cine británicos: de hecho, debutó como intérprete en 1942 en Sangre, sudor y lágrimas, dirigida a cuatro manos por el mítico realizador de Lawrence de Arabia y Doctor Zhivago David Lean y el actor y dramaturgo Noel Coward; y participó en A vida o muerte, dirigida por otra pareja habitual de realizadores: Michael Powell y Emeric Pressburger. Además, durante aquella década protagonizó un par de adaptaciones de novelas de Graham Greene, el autor de El tercer hombre: The Man Within y Brighton Rock.


Junto a Steve McQueen en la espléndida La gran evasión


Durante muchos años pareció especializarse en el género bélico: en Salida al amanecer volvió a coincidir con su compatriota John Mills a las órdenes de Roy Ward Baker, y en Comando de la muerte y S.O.S., Pacífico fue dirigido por Guy Green (que también contaría con él para el drama Amargo silencio). De igual modo, encarnó roles de militar de distinto grado en películas como La última explosión o Culpable sin rostro. Pero sin duda sería La gran evasión, dirigida por John Sturges y protagonizada también por Steve McQueen, James Garner, Charles Bronson, Donald Pleasence y James Coburn, el culmen de su aportación al género frente a las cámaras.


Frente a frente con el gran James Stewart en El vuelo del Fénix


Esta no sería la única vez que Attenborough, que pronto contaría con algunas películas dirigidas por él mismo, se pondría a las órdenes de reputados realizadores de cine: Basil Dearden contó con él por partida doble: en Noche de pesadilla y en Objetivo: Banco de Inglaterra. Por su parte, Robert Aldrich lo reclutó para El vuelo del Fénix, y Robert Wise hizo lo propio en El Yang-Tsé en llamas (donde coincidió de nuevo con McQueen). Poco después, ya en los años 70, Richard Fleischer le ofreció uno de los papeles más complejos y memorables de su carrera como intérprete: el protagonista de El estrangulador de Rillington Place, basada en hechos reales y donde Attenborough ofreció un recital interpretativo. De igual modo, otro gran director y ocasional actor, Otto Preminger, contó con su presencia en dos thrillers políticos como Rosebud y El factor humano, esta última de nuevo basada en un libro de Graham Greene.


En El estrangulador de Rillington Place ofreció una de sus mejores interpretaciones


Durante más de una década, Attenborough estuvo apartado de la interpretación y dedicado por entero a su labor como director de cine, pero en 1993 reapareció por la puerta grande con el papel por el que las últimas generaciones de cinéfilos lo recordarán siempre: el del millonario John Hammond en Parque Jurásico; un rol que recuperaría en la primera secuela de la película original, El mundo perdido, dirigida también por Steven Spielberg. Al margen de estos dos filmes y de la cinta navideña Milagro en la ciudad, apenas intervendría de forma breve en muy pocos títulos más, entre ellos las cintas de ambientación histórica Hamlet (en versión, íntegra, de Kenneth Branagh) y Elizabeth.


Junto a Laura Dern y Sam Neill en la primera entrega de Parque Jurásico


En cuanto a su faceta como realizador, también estuvo muy unida en los comienzos a los conflictos bélicos y a la relación del ser humano con aquellos: así, su debut tras las cámaras tuvo lugar en 1969 con el musical ¡Oh, qué guerra tan bonita!, para a lo largo de los años 70 dirigir tres películas como El joven Winston (biografía del político británico Winston Churchill), la colosal producción bélica Un puente lejano (con uno de los mejores repartos de la historia del cine) y, muy especialmente, Gandhi, el biopic que le valió su único Oscar como director, así como los de Mejor Actor Protagonista para Ben Kingsley y Mejor Película del año hasta completar un total de ocho estatuillas.


Con Ben Kingsley tras triunfar con Gandhi en la ceremonia de los Oscar


El éxito sin precedentes de crítica y público de Gandhi y sus intereses personales le llevaron a especializarse en el cine biográfico y basado en hechos reales: así, desde 1987 a 1999 filma sucesivamente cinco películas adscritas a este subgénero: Grita libertad, donde refleja un episodio real acerca del apartheid en Sudáfrica; Chaplin, el biopic del genial cineasta, interpretado por Robert Downey Jr.; Tierras de penumbra, una de sus mejores películas, con su actor fetiche Anthony Hopkins encarnando al profesor y escritor C. S. Lewis, autor de Las crónicas de Narnia; En el amor y en la guerra, donde cuenta un episodio temprano de la vida del reportero y futuro novelista Ernest Hemingway; y Búho gris, con Pierce Brosnan como protagonista absoluto del relato.


En una pausa del rodaje de Chaplin, junto a Robert Downey Jr.


Completan su filmografía como director las cintas Magic, film de terror psicológico, de nuevo con Anthony Hopkins como un ventrílocuo enloquecido; Chorus Line, según el musical de Broadway y protagonizada por Michael Douglas; y su último film, titulado apropiadamente Cerrando el círculo, que protagonizaron dos veteranos en activo como Shirley MacLaine y Christopher Plummer.


En el rodaje de Tierras de penumbra, junto a su actor fetiche Anthony Hopkins


Richard Samuel Attenborough, llamado Richard Attenborough, nació en 29 de agosto de 1923 en Cambridge, Cambridgeshire, Inglaterra (Reino Unido), y falleció en 24 de agosto de 2014 en Inglaterra (Reino Unido). Tenía por tanto 90 años. Descanse en paz.

Estadísticas