Abandonad toda esperanza

lunes, 27 de abril de 2015

La Comicoteca: Predicador (Vol. 3)




Predicador (Libro 3: "Orgullosos americanos")
Guion: Garth Ennis / Dibujo: Steve Dillon
Barcelona, ECC, septiembre de 2014

ISBN: 978-84-16194-63-6
240 pp. (color) - 17,95 €

Este volumen incluye:
- Preacher n.ºs. 18-26.

Este volumen de la edición de Predicador por parte de ECC cuenta como material extra con las ilustraciones para las cubiertas originales de los números de la serie regular recopilados en su interior, realizadas todas ellas por Glenn Fabry; así como dos pin-ups, firmados por Amanda Conner y Carlos Ezquerra.





Texto promocional

El reverendo Jesse Custer casi perdió la fe cuando se fundió con la fuerza espiritual medio angélica, medio demoníaca llamada Génesis. Tras ese encuentro explosivo, que le dejó con unos poderes peculiares y propósitos renovados, inició uno de los viajes por carretera más extraños de la historia.

Ahora, el viaje de Jesse está tomando dos derroteros inesperados. Primero, Jesse y su novia pistolera, Tulip O'Hare, viajan hasta Francia en busca de su colega vampiro borracho Cassidy, y libran una batalla sin cuartel contra las fuerzas de una sociedad secreta llamada el Grial. Entonces, en lo alto del Empire State, Jesse descubre la extraña historia de la transformación de Cassidy.

Orgullosos americanos es el tercer volumen de la saga Predicador, una de las series más aclamadas de finales de los años noventa. Creada por el guionista Garth Ennis y por el dibujante Steve Dillon, esta historia épica americana de vida, muerte, amor y redención viene cargada de sexo, priva, sangre y balas, por no mencionar ángeles, demonios, Dios, vampiros y pervertidos de todas las clases, lo que lo convierte en una de las historias más visceralmente atractivas que se hayan editado jamás.





La crítica ha dicho

"Una tremenda acción (como hacía años que no leía en ningún cómic) te traslada al argumento desde la primera página de forma magistral.
[...]
En Predicador, nada es lo que parece ser y alguna veces lo es, tan de veras, que estás demasiado cerca y te impacta en la cara.
[...]
ECC Ediciones acaba de publicar dicha serie en unos magníficos tomos, en lo que considero uno de los tesoros indispensables publicados para este verano de 2014.
Sí people, están a un breve paso de poder leer cómic americano del bueno, ¿se lo van a perder?"
- Juan José Castillo, Crónicas Literarias

"Predicador es un cómic que [...] mola. Como obra iconoclasta, hiperviolenta, gamberra, lapidaria y entretenida pocas le ganan. Es inevitable carcajearse y pasárselo bomba con lo bestia que es Ennis y lo gráfico que es Dillon, haciendo cómic lo más llamativo de las películas de Tarantino o Rodríguez. Ahora bien, uno la acaba y se encuentra con que no le ha dicho nada, que no va a ninguna parte y que termina cuando a Ennis le da la real gana. Podría pensarse que no todo tiene que ser profundo; que el entretenimiento sublimado y bien llevado es suficiente para que un cómic merezca estar en un lugar de honor en nuestras estanterías. Y así es.
[...]
Predicador entretiene, y divierte. Pero es demasiado larga, Ennis no tiene claro hacia dónde ir (mete demasiados argumentos centrales) ni cómo terminarla y acaba intentando abarcar un sentimentalismo y unas ambiciones emocionales que la serie ni puede ni debe cumplir. Entretiene, pero resulta excesiva; es gamberra, pero intenta trascender. Pero ¡ey! sigue siendo la bomba, marcó una época y se disfruta como ninguna otra serie. Recomendaría su lectura a cualquiera que no busque, a cada paso, una obra maestra. Básicamente porque Predicador no lo es; simplemente es un gran, grandísimo y carismático cómic. A mí, con eso... ya me vale."
- José Torralba, Zona Negativa

"Predicador, de Garth Ennis y Steve Dillon, es el último gran cómic que leí cuando leía muchos cómics (y creedme, he leído muchos) y fue, desde que lo terminé, uno de mis favoritos de y para siempre. Mi admiración va más allá de su calidad, pues tengo una historia personal con esta serie que ahora mismo no viene a cuento. Baste decir que es un orgullo y un placer escribir estas líneas.
[...]
Garth Ennis a los guiones de la que sigue siendo, en mi opinión, su mejor obra, daría un recital de caracterización, situaciones inverosímiles y grandes cliffhangers (para mí, tiene uno de los mejores de la Historia, pero ya llegaremos a eso). Steve Dillon a los lápices iba de menos a más. Dibujó todos los números de la colección, dotándola de una personalidad propia y haciendo que resulte difícil imaginar a otro dibujante más adecuado, pese a lo que pueda parecer a primera vista. Igualmente hay que mencionar el trabajo como coloristas de Matt Hollingworth y Pamela Rambo y, cómo no, las portadas de Glenn Fabry, algunas de las cuales son simplemente espectaculares.
Predicador es la historia de un viaje, una búsqueda de Dios que no deja de ser un MacGuffin perfecto para hablar sobre religión, drogas, Vietnam, los usos y costumbres de la América más profunda, vampiros, conspiraciones a nivel mundial, referencias cinematográficas, grandes dosis de sexo y violencia... pero por encima de todo Predicador es una historia de amor y amistad."
- Carlosplaybook, Zona Zhero





Comentario acerca de la serie

Después de haber fichado a escritores como Alan Moore, Grant Morrison o Neil Gaiman para relanzar personajes secundarios o directamente olvidados de la compañía como La Cosa del Pantano, Animal Man o Sandman (en este último caso, como bien es sabido, Gaiman ofrecería algo totalmente distinto al personaje de partida), Karen Berger decidió reclutar también al norirlandés Garth Ennis. La editora de Vertigo, la división de DC Comics que recogía los títulos orientados a un lector adulto, descubrió al futuro guionista de Punisher en las páginas de diversas publicaciones inglesas, y vio en él algo que andaba tiempo buscando: un talento distinto. Así, Ennis recibió la gran oportunidad de su carrera profesional cuando se vio en la tesitura de suceder al inaugural Jamie Delano al frente de Hellblazer; y cuando terminó su cometido en la colección más longeva y popular del sello, él y el dibujante Steve Dillon dieron el salto a un proyecto más personal: Predicador.

Y el resto, como suele decirse, ya es historia del cómic contemporáneo: la colección regular de Preacher empezó a publicarse en abril de 1995, y duraría la friolera de cinco años, con 66 números, además de una miniserie de cuatro entregas y otros cinco especiales. A lo largo de su carrera, obtuvo dos premios Eisner al mejor guionista en 1998 y a la mejor serie regular al año siguiente. Y todavía hoy, mucho tiempo después de su desaparición, se trata de una obra sigue proporcionando beneficios gracias a las continuas reediciones de la misma, y de la que se ha anunciado en diversas ocasiones la producción de una serie televisiva basada en ella, cuyo piloto al parecer va a ver la luz definitivamente en breve.

Predicador es un divertimento como pocos, pero tal y como destaca Joe R. Lansdale, guionista de cómics como Pigeons from Hell o películas como la cult movie Bubba Ho-Tep, en su prólogo al primer volumen de esta colección, tras su intrascendencia solo aparente esconde un tratado sobre la amistad y la camaradería (masculina) en la línea del cine de John Ford o Sam Peckinpah. De hecho, esta obra es ante todo un western, aunque fusionado de manera heterodoxa con otros géneros como la comedia gruesa, la acción y el terror, que no renuncia pese a su condición de entretenimiento de género a plantear dudas trascendentales relativas a la humanidad y su fe en la existencia de un ser superior. Al fin y al cabo, la historia que cuenta Predicador no es sino la de la búsqueda (literal) de Dios por parte de su protagonista... contada con una capacidad para atrapar el interés del lector como muy pocas veces se ha visto.

Por lo demás, Predicador es también, tal y como se ha dicho en innumerables ocasiones, una serie gamberra y salvaje como pocas, algo que no sorprenderá a aquellos que hayan leído otros títulos escritos por Garth Ennis como The Pro, Streets of Glory o la más reciente (y ambiciosa) The Boys. Pero de lo que no cabe duda es de que, todavía hoy, es la pieza mayor de un guionista por lo general sobrevalorado, pero que aquí ofreció lo mejor de sí mismo. Que no es poco.

La presente colección a cargo de ECC, que consta de nueve volúmenes en tapa dura, es la edición que una obra como Predicador se merece, y una adquisición obligatoria para cualquier lector y coleccionista que se precie... siempre y cuando se tenga el humor (negro) necesario para apreciarla. Así pues: remilgados, abstenerse.





Comentario acerca de este volumen

Sentadas las bases de esta gran historia río que es Predicador en su primer volumen, "Rumbo a Texas", esta tercera entrega prosigue con lo narrado en el inmediatamente anterior "Hasta el fin del mundo", e incluye las siguientes historias:

- "Texas y el astronauta" (núm. 18): Por casualidad, y mientras hace una escala en el Aeropuerto JFK, Jesse Custer se topa con Billy Baker, un veterano de guerra que fue compañero de batallón del padre de Jesse en la guerra de Vietnam. Baker, al que apodaban 'Astro' por su sueño de convertirse en astronauta, le contará algunas de las vivencias de 'Texas' -así llamaban a John Custer sus compañeros del ejército- en la selva vietnamita...

- "Cruzados" (núms. 19 a 24): En este arco argumental de seis capítulos, que ocupa el grueso del presente volumen y es a la postre uno de los más relevantes de la serie, Jesse y Tulip viajan hasta Francia decididos a rescatar a Cassidy de las manos de El Grial y su descomunal líder, D'Aronique. Allí, además de con el temible Starr, se encontrarán con alguna que otra sorpresa, como el misterioso prisionero de la celda 99, el violento Frankie Toscani (ahora reconvertido en Frankie 'el Eunuco'), y hasta el letal Santo de los Asesinos...

- "Grita la sangre, grita Erin" / "Vagué por las calles de Manhattan" (números 25 y 26): En esta historia en dos partes, y desde lo más alto del Empire State, Cassidy le relata a su amigo Jesse una historia ambientada en Irlanda, que no es otra que el "origen secreto" que revela cómo se convirtió en un vampiro chupasangre muchísmos años atrás...



Estadísticas