Abandonad toda esperanza

martes, 2 de febrero de 2016

RIP: Jacques Rivette (1928-2016)


Este 2016 está resultando ser un año fatídico para el séptimo arte... Apenas una semana después de informar del deceso de Ettore Scola, el cine europeo pierde a otro de sus más grandes directores: nada menos que Jacques Rivette, figura clave del cine francés y miembro fundador de la mítica Nouvelle Vague, el nuevo cine galo que eclosionó a finales de los años 50 y del que -tras la muerte de Éric Rohmer y Claude Chabrol en 2010 y de Alain Resnais en 2014- solo sobreviven Agnès Varda y el incombustible Jean-Luc Godard.


Jacques Rivette (1928-2016)


Jacques Rivette fue un amante del cine desde muy joven: a los 17 años fundó un cineclub, y cuando a finales de los años 40 se traslada a París enseguida empieza a frecuentar los círculos cinéfilos del Barrio Latino. Allí conoce a Éric Rohmer, y juntos fundan una revista especializada de existencia efímera: La Gazette du Cinéma. Pero será en 1953 cuando ambos pasen a formar parte de la redacción de la luego fundamental revista Cahiers du Cinéma, en la que junto a Godard, Chabrol y el tempranamente fallecido François Truffaut desarrollarán la llamada "política de los autores", teoría crítica por la cual el director pasa a considerarse el responsable principal y casi único del resultado final de un film, y por tanto un artista parangonable como tal a un escritor, un pintor o un compositor.


Paris nous appartient es el primer largo de Rivette y uno de sus títulos fundamentales


Tras dirigir varios cortos y un mediometraje, Le divertissement, y al igual que hicieran sus compañeros, Rivette salta a la dirección de largometrajes en 1961 con Paris nous appartient, considerada como uno de los títulos fundacionales -junto con las previas Los cuatrocientos golpes de Truffaut y Al final de la escapada de Godard- de la Nueva Ola francesa. El minutaje de la película, de casi dos horas y media, ya adelanta una de las constantes de su filmografía: la duración dilatada, que le llevará a rodar varias cintas de entre tres y cuatro horas, e incluso una -Out 1- de más de trece horas de duración.


La religiosa: la cinta del realizador que provocó un gran escándalo en su momento


Con su segunda película, Rivette alcanza la popularidad... y también la polémica: La religiosa, adaptación de la novela homónima de Diderot con Anna Karina en el papel de la novicia protagonista, escandaliza al sector más conservador de la sociedad francesa, y en varios países (entre ellos España) no se estrena hasta mucho tiempo después.


En el rodaje de L'amour fou, su tercer largometraje


Tras esta película, cualquier estreno firmado por Rivette se convierte en un acontecimiento cultural para la cinefilia. Así lo demuestra la llegada a los cines del país vecino de cintas como L'amour fou, Céline y Julie van en barco, Le pont du Nord, El amor por tierra, La banda de las cuatro (en la que refleja su amor e interés por el mundo del teatro) o su adaptación de la novela de Emily Brontë Cumbres borrascosas, que también adaptaran antes que él William Wyler y Luis Buñuel.


Michel Piccoli y Emmanuelle Béart, el pintor y la modelo de La bella mentirosa


A comienzos de los años noventa, Rivette estrena uno de sus mayores éxitos críticos y comerciales: La bella mentirosa, que se inspira en La obra maestra desconocida de Honoré de Balzac y supone una reflexión sobre el acto de crear y la dicotomía entre la vida y el arte. El metraje de este film alcanza las cuatro horas, pero una versión reducida de algo más de dos se distribuyó en cines de todo el mundo con el título de Divertimento.


Jeanne Balibar, su última actriz fetiche, protagonizó Vete a saber


Acto seguido dirige el díptico Joanne le Pucelle a propósito del personaje histórico de Juana de Arco (que inspirara también a Dreyer, Fleming, Preminger o sus compatriotas Robert Bresson y Luc Besson), al que siguen dos deliciosas (e inclasificables) comedias como Alto bajo frágil -en la que flirtea con el género musical- y Vete a saber, además del film titulado Confidencial. Posteriormente firma Histoire de Marie et Julien, el film histórico La duquesa de Langeais -a partir de una novela de su admirado Balzac- y El último verano, película estrenada en 2009 que trata sobre el oficio de los actores y que se ha convertido en su testamento fílmico.


Con el actor Sergio Castellito en una pausa del rodaje de El último verano


Pierre Louis Rivette, llamado Jacques Rivette, nació en 1 de marzo de 1928 en Rouen, Seine-Maritime (Francia), y falleció en 29 de enero de 2016 en París (Francia). Tenía por tanto 87 años. Descanse en paz.

Estadísticas