Abandonad toda esperanza

martes, 5 de julio de 2016

RIP: Michael Cimino (1939-2016)


Tristemente han sido varias las personalidades del cine que han desaparecido en estos últimos días; pero hay una en particular que nos ha producido un gran pesar: la de Michael Cimino, sin lugar a dudas uno de los grandes realizadores del cine estadounidense de las últimas décadas, aunque solo realizase siete filmes en poco más de veinte años y llevara dos décadas prácticamente retirado.


Michael Cimino (1939-2016)


Tras participar en el guion de la cult movie de ciencia ficción Naves misteriosas, Cimino debutó en la dirección en 1974 con Un botín de 500.000 dólares, escrita por él mismo y concebida para el lucimiento del actor Clint Eastwood, que protagonizó la cinta junto a un joven y prometedor Jeff Bridges. El film, que contaba con ilustres secundarios como los malogrados George Kennedy o Geoffrey Lewis, era una road movie con elementos de thriller y comedia en la que el título original, Thunderbolt and Lightfoot, aludía a los apodos de sus dos protagonistas.


Jeff Bridges y Clint Eastwood, socios en Un botín de 500.000 dólares


Pero cuatro años después, y ya con su segundo film -un proyecto mucho más personal que su debut-, Cimino alcanzó la gloria: El cazador, que relataba el antes y el después de la participación en la guerra de Vietnam de un grupo de amigos, se convirtió de forma indiscutible en la gran película del año 1978, con nueve nominaciones al Oscar y cinco estatuillas, entre ellas las de Mejor Película, Mejor Director para Cimino y Mejor Actor de Reparto para un excelente Christopher Walken. Otros dos intérpretes del film, Robert De Niro y Meryl Streep, también fueron nominados por su labor en la película.


El cazador convirtió a Cimino en uno de los más importantes cineastas de su generación


Gracias al descomunal éxito de taquilla y crítica de El cazador, Cimino se convirtió en el director mimado de Hollywood, y tuvo a sus manos todo lo que reclamó para su tercer largometraje: un relato épico de más de cinco horas de duración titulado La puerta del cielo. La película, que contó con un gran presupuesto y un reparto encabezado por Kris Kristofferson, la francesa Isabelle Huppert y un Christopher Walken que repetía con el director tras recibir su estatuilla, fue remontada por United Artists, pero acabó siendo un sonoro fracaso y hundió a la productora. Algunos estudiosos han considerado que este acontecimiento supuso en 1980 el fin del llamado "Nuevo Hollywood" y el principio de la desconfianza de las grandes compañías hacia un cine de autor y su apuesta decidida por productos más comerciales. No obstante, con el paso del tiempo la cinta se ha visto revalorizada y muchos la consideran una gran obra maestra del séptimo arte, sobre todo en su montaje íntegro.


La puerta del cielo: una joya... y uno de los fracasos más sonados de la historia del cine


Tras este gran fracaso, Cimino tardó cinco años en volver a dirigir, y cuando regresó lo hizo con un film mucho más comercial que sus trabajos anteriores: no obstante, la cinta policíaca Manhattan Sur -escrita por el también realizador Oliver Stone a partir de una novela de Robert Daley- es una película a todas luces espléndida, y sin lugar a dudas el mejor trabajo de Cimino después de El cazador y La puerta del cielo. Además, cuenta con una de las mejores interpretaciones de su protagonista, Mickey Rourke, en la piel de un policía cuyo comportamiento con la comunidad china de Nueva York trajo consigo que la cinta fuese acusada de racista.


Manhattan Sur es un violento thriller ambientado en Chinatown


Los siguientes trabajos de Cimino resultaron mucho más discretos, aunque no carezcan de interés: El siciliano fue la adaptación de una novela de Mario Puzo (el autor de El Padrino) protagonizada por Christopher Lambert; 37 horas desesperadas fue el digno remake del estupendo film noir de William Wyler Horas desesperadas, de nuevo con Rourke sustituyendo aquí al Humphrey Bogart de la cinta original y enfrentándose a un sobrio Anthony Hopkins. Finalmente, y para cerrar el ciclo, Sunchaser era -como su primer film, Un botín de 500.000 dólares- una road movie protagonizada por dos personajes antagónicos, encarnados esta vez por Woody Harrelson y Jon Seda.


Mickey Rourke y Anthony Hopkins, frente a frente en 37 horas desesperadas


Como era de esperar, Sunchaser -estrenada en el ya lejano 1996- ha terminado siendo la despedida cinematográfica de Michael Cimino, al margen de su episodio en una cinta colectiva estrenada en 2007 en el Festival de Cannes. Ahora, tras su reciente deceso, ya podemos confirmar que este realizador de raíces italoamericanas quedará registrado en los anales de la historia como uno de los más grandes genios del cine norteamericano, y sin duda el más outsider de todos ellos.


Como era de esperar, Sunchaser ha terminado siendo la última película de su director


Michael Cimino nació en 3 de febrero de 1939 en New York City, Nueva York, y falleció en 2 de julio de 2016 en Los Ángeles, California. Tenía por tanto 77 años. Descanse en paz.

Estadísticas