Abandonad toda esperanza

martes, 27 de septiembre de 2016

RIP: Curtis Hanson (1945-2016)


El pasado martes nos dejó Curtis Hanson, uno de esos directores que no pasarán a la historia del cine como genios del séptimo arte, pero que demuestran en sobradas ocasiones a lo largo de toda su carrera ser unos efectivos artesanos al más puro estilo de muchos de los realizadores que trabajaban bajo contrato para los grandes estudios en la época dorada de Hollywood.


Curtis Hanson (1945-2016)


Tras ejercer de escritor free lance y fotógrafo, Hanson empezó a dirigir películas en los años 70 dentro de los márgenes del cine de terror de bajo presupuesto, y buen ejemplo de ello son sus dos primeros filmes: Sweet Kill y Evil Town. Más tarde, ya en los 80, dirigió la comedia Ir a perderlo... y perderse -protagonizada por el luego muy célebre Tom Cruise-; así como Falso testigo, el primero de una serie de thrillers que lo convirtieron en todo un especialista en el género. En este caso se trataba de un ejercicio de suspense al más puro estilo de Alfred Hitchcock que protagonizaron Steve Guttenberg, Elizabeth McGovern y la francesa Isabelle Huppert.


El trío protagonista de la muy hitchockiana Falso testigo


Posteriormente, ya en la década de los 90, vendrían otros tres thrillers más: Malas influencias, La mano que mece la cuna y Río salvaje. En estas tres películas Hanson les ofrecería memorables roles de villanos a Rob Lowe, Rebecca de Mornay y Kevin Bacon, a su vez enfrentados a los personajes positivos encarnados por James Spader, Annabella Sciorra y Meryl Streep respectivamente.


La mano que mece la cuna cuenta con una de las niñeras más inquietantes de la historia del cine


Pero fue en 1997 cuando el realizador lleva a cabo la que sin duda es su mejor película... y uno de los mejores filmes estadounidenses tanto de la década como del cine negro contemporáneo: L.A. Confidential fue la adaptación de la novela homónima de James Ellroy que confirmó a Kevin Spacey como uno de los mejores actores de su generación, al mismo tiempo que ofrecía la gran oportunidad de destacar con roles memorables a dos jóvenes promesas como Russell Crowe y Guy Pearce. Además, le supuso a una recuperada Kim Basinger un Oscar a la Mejor Actriz de Reparto, así como las estatuillas correspondientes al guionista Brian Helgeland y al propio Hanson como responsables del libreto. La película obtuvo otras siete nominaciones más, convirtiéndose en uno de los hitos críticos del año... y para muchos es todavía la película que mereció ganar el Oscar principal aquel año por encima de la laureada Titanic.


Los principales protagonistas de L.A. Confidential pertenecen al cuerpo de Policía de Los Angeles


Su siguiente película fue también otra adaptación literaria e igualmente se cuenta entre sus mejores trabajos: Jóvenes prodigiosos se basaba en una novela de Michael Chabon ambientada en el mundo de la enseñanza universitaria y los talleres de escritura creativa, y su argumento gira en torno a la relación entre dos prodigios de la narrativa, el veterano encarnado por Michael Douglas (también en uno de sus mejores labores como intérprete) y la joven promesa a la que daba vida Tobey Maguire. Junto a ellos también aparecía un brillante Robert Downey Jr. como el agente literario del primero.


Michael Douglas y Tobey Maguire, maestro y discípulo en Jóvenes prodigiosos


Las películas que Hanson realizó a continuación no brillaron a tanta altura, pero no dejan de tener su interés: 8 millas popularizó todavía más el hip hop entre los jóvenes y le dio al rapero Eminem la ocasión de convertirse en un actor más que solvente, además de la oportunidad de ganar un Oscar a la Mejor Canción Original (curiosamente, la misma categoría en la que Bob Dylan triunfó con su canción para los créditos de Jóvenes prodigiosos). Después, En sus zapatos sería una comedia agradable al servicio de Cameron Diaz, Toni Collette y la veterana Shirley MacLaine; y Lucky You, un drama ambientado en las partidas de póker de Las Vegas con Eric Bana y Drew Barrymore.


Aunque es una ficción, muchos vieron en 8 millas una suerte de biografía del propio Eminem


Lamentablemente, la enfermedad de alzheimer mantuvo a Hanson prácticamente retirado durante la última década: solo dirigiría una película más, en 2012: Persiguiendo Mavericks, sobre el mundo del surf, y donde tuvo que compartir la dirección del proyecto con el veterano Michael Apted.


Junto a Brian Helgeland con los Oscars ganados por su guion de L.A. Confidential


Curtis Lee Hanson, llamado Curtis Hanson, nació en 24 de marzo de 1945 en Reno, Nevada, y falleció en 20 de septiembre de 2016 en Los Angeles, California. Tenía por tanto 71 años. Descanse en paz.

Estadísticas