Abandonad toda esperanza

domingo, 25 de agosto de 2013

Batffleck


Ha sido, sin lugar a dudas, la noticia cinematográfica de la semana: Ben Affleck será Bruce Wayne / Batman en el muy esperado enfrentamiento Batman vs. Superman, la secuela de El hombre de acero que volverá a dirigir Zack Snyder (recordemos, ya un especialista en esto de adaptar cómics al cine: suyas son también 300 y Watchmen) y que no veremos hasta julio de 2015.




Las reacciones no se han hecho esperar: muchos aficionados han puesto el grito en el cielo, las redes sociales están que arden y hasta se ha convocado una reunión de firmas para solicitar a Warner Entertainment que dé un paso atrás y cambie de candidato. Personalmente, y aunque Affleck no se cuenta precisamente entre mis actores predilectos, no lo veo para tanto: para empezar, creo que buena parte de la responsabilidad acerca del resultado final quedará en manos del realizador y el guionista. Recordemos que en su día nadie daba un duro por Michael Keaton, la elección de Tim Burton para el rol principal, y después su labor resultó mucho más potable de lo que todos esperábamos; por no hablar de los ríos de tinta (envenenada) que corrieron cuando Christopher Nolan se decantó por el malogrado Heath Ledger para encarnar al Joker en El caballero oscuro...




Por otra parte, ha querido la casualidad que la noticia coincida con mi revisión de las películas de Batman previas a la llegada del tándem Christopher Nolan / Christian Bale... y no estaría de mal señalar que las dos cintas de Burton no han envejecido del todo bien, por no hablar de que las de Joel Schumacher siguen siendo tan nefastas como lo fueron en el día de su estreno. Y francamente, por muy limitado de registros que sea Affleck, dudo que lo haga peor que Val Kilmer o George Clooney... aunque a estos no les ayudaron precisamente la pirotécnica dirección de Schumacher, unos guiones horrorosos (principalmente en la segunda: Batman y Robin) y -sobre todo en el caso de la primera, Batman Forever-, unos histriónicos villanos lamentablemente imposibles de olvidar. En definitiva: por nuestra parte, un voto de confianza para Ben Affleck como Batman frente al Superman de Henry Cavill. Dentro de dos años, tendremos la respuesta.

Estadísticas