Abandonad toda esperanza

miércoles, 7 de enero de 2015

RIP: Edward Herrmann (1943-2014)


Tras el fallecimiento de la actriz Virna Lisi y el realizador Joseph Sargent, el pasado 2014 no se despidió del todo hasta llevarse consigo a otra personalidad muy querida del séptimo arte: precisamente el último día del año fallecía a los 71 años de edad el actor Edward Herrmann, uno de esos característicos intérpretes de reparto de larga trayectoria a sus espaldas.


Edward Herrmann (1943-2014)


Tras un breve cometido sin acreditar en un film del italiano Mario Monicelli, Herrmann debutó en el cine estadounidense participando en dos películas estrenadas en 1973: el drama académico Vida de un estudiante y el film de Mike Nichols (también fallecido el año pasado) El día del delfín; y ya al año siguiente participó en una de las películas más populares de su filmografía: El gran Gatsby, según la novela de Francis Scott Fitzgerald.


En El gran Gatsby llevó a cabo uno de sus primeros trabajos frente a la cámara


Durante esa década de los 70, el actor también participó en filmes tan célebres como El carnaval de las águilas o La saga de los Hardeman, aunque su papel más popular en aquellos años fue para la pequeña pantalla: el del presidente Franklin Delano Roosevelt en el telefilm Eleanor and Franklin. Un medio, el de la televisión, al que poco después volvería con un rol recurrente de sacerdote en el serial dramático de ambientación hospitalaria St. Elsewhere.


El actor encarnó a Roosevelt en más de una ocasión


Los ochenta empezaron para Herrmann con uno de sus pocos papeles protagonistas: el de La guerra de Harry. Pero durante los años siguientes siguió apareciendo en roles secundarios pero destacados en filmes tan aplaudidos como la oscarizada Rojos de Warren Beatty, el musical Annie a cargo de John Huston (donde retomaba puntualmente su papel del presidente Roosevelt), La rosa púrpura del Cairo de Woody Allen o el film de vampiros Jóvenes ocultos, en el que la gran sorpresa del relato corría a costa de su personaje. Otros filmes destacados de su filmografía, ya posteriores, son Niño rico (cinta a mayor gloria del entonces muy popular Macaulay Culkin), Nixon (en la que encarnó al magnate Nelson Rockefeller a las órdenes de Oliver Stone) y En estado crítico (dirigida por el también malogrado Sidney Lumet).


Su personaje de Jóvenes ocultos es uno de los más recordados de su carrera


En los últimos tiempos, a Herrmann pudimos verle colaborar con cineastas tan prestigiosos como los hermanos Coen (en Crueldad intolerable, protagonizada por George Clooney y Catherine Zeta Jones) o Martin Scorsese (en el biopic sobre Edward Hughes El aviador); pero la mayoría de espectadores lo recordarán por su trabajo en dos series de televisión como la exitosa Las chicas Gilmore (en la que encarnaba al patriarca de la familia protagonista) o, más recientemente, en la aplaudida The Good Wife.


Junto a su familia televisiva de Las chicas Gilmore


Edward Kirk Herrmann, llamado Edward Herrmann, nació en 21 de julio de 1943 en Washington, Columbia, y falleció en 31 de diciembre de 2014 en New York City, New York. Tenía por tanto 71 años. Descanse en paz.

Estadísticas